El rey podría quedarse sin su finca de caza por imagen

El rey podría quedarse sin su finca de caza por imagen

Escrito por: Elisa    14 octubre 2012     2 minutos

La finca de la Encomienda de Mudela cuesta al ministerio de Medio Ambiente 600.000 euros al año.

Por momentos tan difíciles para la monarquía como el incidente que padecía el rey el pasado mes de abril en Botsuana, parece que el rey no va a volver a practicar una de sus aficiones preferidas: matar animales. Esto lo recoge La Otra Crónica de El Mundo y viene de fuentes cercanas a la Zarzuela.

Esto abre una serie de interrogantes sobre la Encomienda de Mudela, que es una finca que alquila el Estado para que el rey cace. Don Juan Carlos heredaba la finca -donde cazaba Franco desde 1954- cuando llegaba la Democracia. Sin embargo, parece que el rey va a dejar de cazar allí. “No parece probable que vaya a venir después de la que se lió por lo del elefante. Ahora todo el mundo ve mal que cace y mucho menos con los recortes. Pero es que, además está muy ‘cascao’”, cuenta María, una propietaria al suplemento.

En Zarzuela afirman que no está previsto que vaya a cazar este año, pero que no es algo que se pueda asegurar porque forma parte de la agenda privada del monarca. Asimismo, fuentes de la consejería de Agricultura en la provincia de Ciudad Real también señalan que el contrato no se renovará. Aunque especulan que tal vez se quede con 2.000 ha en las que celebra sus cacerías.

En 2002 se mencionaba que el rey practicaba la caza intensiva, es decir se soltaban las perdices -unas 5.000- el mismo día que los cazadores llegaban a su puesto. ¿Quién sufraga las cacerías del rey? Se hace con el presupuesto de Parques Nacionales (OAPM) y una persona cercana ligada al ministerio explica que la Encomienda de Mudela supone un gasto de 500.000 euros. A lo que se suma que la vida de cada perdiz que se suelta, la tasan en seis euros. Lo que daría un total de 600.000 euros que pagaría el erario.

La crisis y las apariencias parecerían las principales razones por las que el rey prescindiría de su finca y de su afición. Los habitantes de la zona recuerdan a los famosos que pisaron la finca y recuerdan a muchas señoritas “rubias” entre ellas. Entre los miembros de la familia real, la más aficionada a matar animales es la Infanta Elena y parece que desde que se casó con Letizia Ortiz el Príncipe de Asturias no ha pisado el lugar.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Foto | Gtres

un comentario

  1. jose luis dice:

    si al final el borbon se va ha hacer ecologista ¡de donde los 1700 millones de euros? creo que esto necesita una explicación felipito vete buscando la targeta del paro

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.