El Príncipe Guillermo, de caza en España antes de dar un discurso sobre especies protegidas

El Príncipe Guillermo, de caza en España antes de dar un discurso sobre especies protegidas

Escrito por: Elisa    13 febrero 2014     2 minutos

No solo en España la monarquía, en concreto el Rey, tiene problemas de cara a su imagen pública por el hecho de ser aficionado a cazar, también ocurre en Reino Unido. El Príncipe Guillermo ha sido muy criticado por dar un discurso sobre el comercio ilegal de especies protegidas y en peligro de extinción un día después de haber estado en España cazando ciervos y jabalíes.

La cuestión, que esgrimen en Reino Unido, no es que la cacería de Guillermo fuera ilegal, desgraciadamente no lo es, sino el momento tan inoportuno que elegía para matar a unos animales para al día siguiente defender la vida de otros solo por el hecho de que son especies en peligro de extinción. Es más, el duque de Cambridge se considera un gran defensor animales como tigres, rinocerontes y elefantes, según dice un portavoz real, que añade que es un tema que toca su corazón.

En un mensaje televisado el domingo, Guillermo y su padre el príncipe Carlos lanzaban un discurso en mandarín, árabe y suajili para parar el comercio ilegal de especies protegidas. El príncipe de Gales es presidente de WWF Reino Unido, un cargo que ocupaba el Rey Juan Carlos en España hasta que los socios de la ONG decidieron que lo dejara de ostentar tras el incidente en Bostuana. Mientras que su hijo es el patrono real de la organización «Tusk Trust», dedicada también a la conservación de especies.

El miércoles Guillermo acudía a un simposio sobre la vida salvaje en la Sociedad Zoológica de Londres, seguido de una recepción por la tarde en el Museo de Historia Natural como inicio de una conferencia internacional sobre la vida salvaje organizada por el Gobierno Británico. Viendo como se han desarrollado los hechos parece que la ética del Príncipe la marca la legalidad o ilegalidad de sus actos o lo protegida o «desprotegida» que está una especie.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Vía | The Guardian
Foto | Gtres


un comentario

  1. alicia dice:

    Quiero hacer constar que soy muy respetuosa con la todas las formas de vida animal y también vegetal. También hago constar que no soy abogada defensora de nadie, pero hay que ser justos y no sacar las cosas de su contexto. La caza controlada existe y la mayoría de los cazadores son defensores del equilibrio que debe existir en ese campo. Hay fincas privadas autorizadas para la cría de animales para ese fin. Estos señores cazaron en una finca privada autorizada para ello.No sé si eso está bien o no pero es así.
    En muchas zonas los jablíes son una auténtica plaga, destrozan fincas enteras, se comen los frutos y cuando tienen hambre se acercan peligrosamente a núcleos habitados atacando a animales domésticos e incluso a las personas. Periodicamentse se organizan cacerías autorizadas para eliminarlos porque se repoducen mucho. Suponen riesgo y producen grandes pérdidas económicas. Que opinan que se debe hacer con ellos? Dejarles un plato de comida en la puerta? No es matar por que sí, es defensa propia.
    Los propietarios de cotos de caza tienen autorización para la cría y la práctica de ese «deporte». Tienen que mantener un equilibrio en la población animal y controlarla mediante la caza. Es lo que hay. Está autorizado.
    Cazar elefantes y otras especies libres en extinción está prohibido, así como comercializar los productos derivados (marfil, etc.). Es distinto tipo de caza. Aunque todo lo que sea quitar una vida no está bien.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.