Rosario Nadal y Kyril de Bulgaria se separan

Rosario Nadal y Kyril de Bulgaria se separan

Escrito por: Elisa    10 octubre 2009     2 minutos

Los príncipes de Preslav, Rosario Nadal y Kyril de Bulgaria se han separado tras veinte años de casados y veinticinco desde que se conocieran cuando ella tenía 16 años y él, 20. Ya, el pasado 6 de agosto, la Reina Sofía y las Infantas Elena y Cristina asistían al bautizo de Aristides Stavros, el quinto hijo del príncipe Pablo de Grecia y Marie-Chantal Miller. Una celebración en la que Kyril de Bulgaria asistía sin su esposa, Rosario Nadal.

Según parece la separación es temporal y de momento no van a pedir el divorcio. Ambas familias esperan que tras un periodo de reflexión, vuelvan a estar juntos. No sería la primera crisis de la pareja, hace un par de años tuvieron otra de la que pocos se enteraron. “Ella está muy enfrascada en los temas del arte, y él en sus negocios financieros. Cada vez compartían menos tiempo y menos cosas”, explica un amigo de la familia búlgara.

Hace un par de semanas, la edición española de Vanity Fair, los elegía como la mejor vestida y el mejor vestido en su primera lista de los famosos más elegantes. Rosario Nadal Fuster-Puigdorfila cumplirá el próximo 22 de octubre 41 años y su marido, Kyril Saxe-Coburg tiene 45 años.

Cuando Rosario contaba con 16 años, se conocieron en una playa de Mallorca. Entonces él estudiaba Ciencias Físicas en la universidad de Princeton. Después, ella se trasladaría a Londres para estudiar Bellas Artes. En septiembre de 1989 se casaban en el Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca.

Padres de tres hijos, Mafalda (15 años), Olimpia (13) y Tassilo (7), que estudian en el Liceo Francés de la capital británica, donde la matrícula es de 2000 euros por trimestre y alumno. Se han relacionado con lo más selecto de la aristocracia y las celebrities londinenses. Rosario Nadal es madrina de Sverre Magnus, el segundo hijo de los príncipes Haakon y Mette-Marit de Noruega; de Irene Urdangarín, y de Moses, el hijo pequeño de Gwyneth Paltrow y Chris Martin. Una pareja perfecta, en apariencia, pero como no es oro todo lo que brilla.

Vía | La Otra Crónica

3 comentarios

  1. Mery dice:

    Tengo 30 años y he admirado siempre a Kyril de Bulgaria porque me parecía una persona muy completa y feliz con su vida. Un buen marido que solo tenía miradas de amor hacia Rosario, mejor padre, entregado ysiempre compartiendo actividades con sus hijos, todo un galán, culto a la vez que tremendamente sexy.
    Quizá lo tenga idolatrado porque quiero creer que existen hombres, o mejor dicho, personas así, como yo siempre me he imaginado a Kyril, personas capaces de desempeñar eficazmnte su trabajo de financieros, ingenieros, médicos…de lograr conservar a través de los años la complicidad con su pareja, de estar deseando tener un día libre para llevarse a su hijos a la playa a volar cometas y de intentar llevar una vida sana que se refleje en su cuerpo.
    No es que de repente haya dejarlo de verle así, pero sé que a partir de ahora ya no podré mirarle con los mismos ojos, porque ha entrado a formar parte del grupo de «la separación» ,tan patente en todos los matrimonios que da asco, y pese a ser una nimiedad en mi vida el que Kyril de Bulgaria se haya separado, con esta noticia otro cachito de mi fe en el matrimonio desaparece sin más…

  2. Carla Rollo Vilaboba. dice:

    Hay que admitir que la separación ya no es algo excepcional. Creo que vamos hacia un tipo de sociedad en que las personas se emparejan durante unos años para procrear y, una vez cumplida esa misión, se separan y continúan su vida solos o con otra compañía.
    A mi me parece que podemos plantearnos dos tipos de pareja para nuestra vida: primero una pareja responsable, cuidadora y familiar para colaborar en la crianza y educación de los hijos y después, una vez cumplida esa misión, podemos lanzarnos al placer de vivir con alguien divertido, compartir charlas, aficiones.viajes, espectáculos, reuniones con amigos….. y disfrutar de la vida.
    No hay que dramatizar, hay que pensar que de esta forma todos podemos tener dos oportunidades. Quedarse soltero/a no será un drama sino una opción, habrá quien no quiera tener hijos y prefiera esperar unos años para vivir en pareja esa segunda oportunidad más lúdica.
    Así que Mery, míralo desde otro punto de vista: Kiril está libre……quizás puedas pillarlo para ti.

  3. Elisiya dice:

    Buena reflexión Carla Rollo Villaboba 😉

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.