Lo que no se contó de la boda de Rafael Medina y Laura Vecino

Lo que no se contó de la boda de Rafael Medina y Laura Vecino

Escrito por: Elisa    25 octubre 2010     2 minutos

Los novios, Rafael Medina y Laura Vecino se encuentra disfrutando de una luna de miel de ensueño y mientras las revistas y programas del corazón nos desvelan datos ocultos sobre el enlace. Ayer en Vuélveme loca hacían cálculos entre lo que se habían gastado en la boda, lo que se habían ahorrado por patrocinios y lo que habían recibido por la exclusiva de ¡Hola! y regalos de los invitados y el saldo a favor de la pareja era de más de 600.000 euros.

La revista Hoy Corazón contaba algunas curiosidades sobre la boda entre ellas los motivos por los que no habría asistido Isabel Preysler. La respuesta era muy sencilla porque la ex mujer de Julio Iglesias no había sido invitada, la publicación se pregunta si Naty quiso evitar que la reina de corazones eclipsase su gran momento como madrina, pero se daba por hecho que ella recibiría una invitación, ya que es asidua de ¡Hola! donde trabaja la madre de Rafael Medina. En la imagen superior se puede ver lo elegante que acudía la esposa de Miguel Boyer a la recepción oficial de los Reyes con motivo del día de la Hispanidad.

En el posado de invitados para la revista que compró la exclusiva, ¡Hola!, Vicky Martín Berrocal se habría negado a posar junto a María José Suárez, ex novia de Feliciano López, con quien Vicky mantiene una relación que ella llama amistad, pero que podría ser algo más.

La abuela de Rafael y Luis Mediana, Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, de 92 años, no estuvo presente en el enlace, ya que su delicada salud no permitía a la duquesa de Medinaceli viajar hasta Toledo.

El cantante de la «jet set» Juan Peña fue contratado para interpretar un par de canciones durante la fiesta, pero no estuvo presente ni en el almuerzo, ni en la ceremonia. Para muchos de los invitados, la «recena», a base de platos típicos de la cocina italiana fue mucho más atractiva que el banquete nupcial.

La sala habilitada como capilla se transformó en una discoteca donde se repartieron pelucas entre los invitados e incluso los que quisieron fueron maquillados por profesionales. Además en la sala irrumpieron «robots» con rayos láser que dejaron atónitos a los asistentes a esta celebrada boda.

Fuente | Hoy Corazón
Foto | Gtres

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.