Maite se convierte en la primera expulsada de Gran Hermano 16

Maite se convierte en la primera expulsada de Gran Hermano 16

Escrito por: Elisa    25 septiembre 2015     Sin comentarios     2 minutos

Maite Galdeano se convertía en la primera expulsada de Gran Hermano 16 y lo cierto es que nadie puede decir que le sorprenda este hecho. Aunque la lucha final entre esta y Raquel estuvo tan igualada que cualquier cosa podría haber pasado. Con la navarra fuera de la casa, se perderá mucha tensión en la casa, pero seguramente se abran nuevas tramas en las que descubramos algo más de otros concursantes que han estado ocultos hasta el momento.

La madre de Sofía era expulsada con el 51 por ciento de los votos y llegaba al plató eufórica. Pero, Mercedes Mila le ponía las pilas enseguida y recriminaba que como compañera había sido un cero a la izquierda. “Eres una mentirosa, no te han hecho la vida imposible, la vida imposible se la has hecho tú a ellos“, explicaba la presentadora.

“Yo ya he pasado por la experiencia de otra concursante que era la elegida de Dios, o sea que ya tengo experiencia y a mí los elegidos por Dios me dan un miedo…”, le decía Mercedes Milá. Maite se defendía contando que tal vez es que eran muy seguros a lo que su interlocutora respondía tajantemente: “No, porque sois tontos”.

“Yo estoy acostumbrada a que cuando me tiran una piedra yo respondo con doble pedrada…, pero si me dan un beso lo mismo devuelvo cinco besos. Y no voy a soportar que los niñatos de hoy en día me quieran rebajar”, contaba la expulsada. “Nadie me puede enderezar. No me arrepiento de nada porque me han hecho la vida imposible”, declaraba.

También se habló de su relación con Sofía y de los consejos que le daba su madre. “Tú le has dado unos consejos a Suso que yo no me lo creía. No se trata de ser liberal. Decías unas cosas desagradables, no veo la necesidad de los consejos que dabas a tu supuesto hijo para que hiciese con esa chica, que era tu hija y que él no sabía”, opinaba la presentadora. “Por hacer el papel y disimular, tenía que expresarlo verbalmente porque si no se ‘coscaría’. Nosotras tenemos una relación de amigas íntimas“, respondía Maite. “Soy muy amiga de mi hija. Existe la barrera de que somos madre e hija, pero es así, somos ‘megamaigas”, explicaba.

Maite se despedía de la casa y le daba un consejo a su hija. “Hola chicos, no me echáis en falta, ¿no? Cuidadme a mi niña que como me entere que la hacéis sufrir os mando mala energía. Y cariño no te enamores tanto del Suso que luego sufres. No llores, hija, sé fuerte como tu madre pero no tan loca como yo, ¡Te amo!”.

Página oficial | Telecinco


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.