La denuncia de Lydia Bosch a su marido se debe a cuestiones económicas

La denuncia de Lydia Bosch a su marido se debe a cuestiones económicas

Escrito por: Elisa    2 mayo 2009     2 minutos

Según se ha contado en DEC, la denuncia de Lydia Bosch a su marido, Alberto Martín Caballero, no se debe a violencia doméstica como en un principio se informó ni por abuso a una menor.

Alberto ha sido puesto en libertad tras haber declarado y ha emitido su pertinente comunicado para dar su versión. Gustavo González ha comentado que Lydia Bosch ha interpuesto esta demanda debido a que no está de acuerdo con las condiciones de separación que se habría acordado.

La actriz querría que su marido le pasara 20.000 euros al mes de manutención y que el 60% de los beneficios de la venta de la casa familiar fueran a ella. Hay que tener en cuenta que la vivienda está valorada en cuatro millones de euros. Parece que la demanda de separación fue interpuesta por la actriz hace un mes.

Alberto Martín teme que Lydia no le deje ver a los mellizos que nacieron hace seis años y eso, según el periodista es lo que más le importa. Sin embargo, Jaime Cantizano no ha leído el comunicado íntegro del esposo de Bosch por su contenido. Lo cual ha llevado a levantar más los rumores, el caso es que si en el juzgado le han puesto en libertad eso demuestra que los posibles abusos no se han conseguido demostrar.

En cuanto al tema de Andrea Molina, fue su padre Micky Molina quien sacó a la luz la conexión de la denuncia de la actriz con la hija de la pareja. Todavía no se ha esclarecido qué ha ocurrido entre Andrea y Alberto, aunque algunos apuntan que podían haber tenido una relación sentimental, aunque esto nadie se atreve a afirmarlo.

Las pruebas que presentó la actriz le parecieron frágiles a la autoridad por eso su marido está en libertad, pero según han señalado en DEC, el arquitecto ha quedado marcado de por vida.

Fuente | DEC

7 comentarios

  1. densy dice:

    Esta es una muestra más de la falta de decisión para perseguir las denuncias falsas, ya que estas se vuelven contra los ciudadanos de bien.
    ¿POR QUE LA DENUNCIA? ¿QUÉ DENUNCIAN?
    Ante una detención, por corta e insignificante que sea, aunque se ponga en libertad sin cargos, ni fianza, ni ninguna otra medida represora. No deja de ser una tortura, pero esta es nuestra justa justicia, y así hay que asumirla.
    Existe en España un 86% de denuncias falsas, es decir, solo el 16% de las denuncias por delitos sexuales son ciertas, lo he encontrado en Internet, (busca denuncias falsas)
    Y se lo haré pasar por mediación de esta documental. Con pruebas y más de 30 testimonios de lo ciudadanos pero de poco vale cuando el Ministro de Justicia, hoy Ex Ministro Bermejo, dijo, que son un coste soportable. La pregunta que me hago, ¿Si el gobierno que comulga, con estas actuaciones, con esta forma de utilizar la justicia debería seguir siéndolo, pues hoy aun sigue todo igual?
    La campaña de denuncia falsas debe acabar en España. Allí donde se produzca una detención (aunque sea de tráfico…) tiene que haber una denuncia y no parar hasta conseguir sentarlos a todos ante “su señoría”. Que o quien quedará justificado ante esta tortura, pues el fondo se confunde con las formas de realizar dichas detenciones sin comprobar los hechos, es decir todo el mundo es culpable hasta que este supuesto culpable demuestro lo contrario. El denunciado debe demostrar que es inocente. Lo que se puede deducir de esta dura realidad es que aquí todo vale y cuantas más denuncias mejor, ¿Para quién? Estoy seguro que esto tiene que llegar a ser oído por mediación de algún colectivo represivo que quiera documentar lo indocumentable pues un 84% de mentira es mucha mentira, para seguir soportando esta sin razón de una sociedad, donde sus MIEMBROS Y “MIEMBRAS” están cansado de tantas mentira, y historieta simplemente para entretener al rebaño.
    Que con esta respuesta esta dando un pasito hacia delante y dos para detrás.
    Por un error judicial, tardo la justicia 13 años en darse cuenta. RICARDITO, el del Puerto.
    MIS CONCLUSIONES:
    Estoy totalmente de acuerdo, como imagino que la mayoría de la sociedad, que tiene tanto delito el MALTRATADOR/A, ABUSADOR/A, TOCADOR/A, COMO EL FALSO DENUNCIANTE, Y LA FALSA DENUNCIA, al igual que sus colaterales (personas que han propiciado la denuncia o el hecho) para llegar a esto, o así debería ser.
    ¿Quieren hacer daño, quieren protagonismo, que quieren? Como puede ser posible que una denuncia, sin comprobar los hechos denunciados, en este caso por presuntos “tocamientos”, se le pueda dar esa relativa credibilidad hasta llevar al supuesto acusado delante de su señoría. ¿Quién se tiene que justificar? ¿Y ante quien? Cual es el objetivo, quien come de este precario hecho para que lleguen tan lejos, sin que previamente haya existido una investigación, denuncia en toda regla, pues no hay que olvidar que vivimos en el país de los papeles.
    Hay un dicho que dice: Que las mentiras tiene las patas muy cortas. Y yo digo, siempre y cuando no exista nadie que alargue esas patas. Y sin lugar a duda quien alarga esas patitas no es otra que nuestra justa Justicia, con esta protocolaria forma de desarrollar esta justicia social.

  2. densy dice:

    Absuelto un condenado a 7 años por abusos a una niña en Chipiona
    ABSUELTO UN CONDENADO A 7 AÑOS POR ABUSOS A UNA NIÑA EN CHIPIÓN.
    El Tribunal Supremo revoca una sentencia de la Audiencia Provincial de Cádiz que se apoyó en grabaciones de dos entrevistas que una psicóloga le hizo a la menor
    T. Ramos / Cádiz | Actualizado 10.10.2008 – 05:01
    El Tribunal Supremo ha absuelto a un hombre que hace un año fue condenado a siete años de prisión por la Audiencia Provincial de Cádiz en una sentencia que consideró probado que había abusado sexualmente de una niña de cuatro años de edad en Chipiona. La resolución revocada se apoyó fundamentalmente en el contenido de dos grabaciones con entrevistas que le hizo una psicóloga a la menor, según explica el Supremo, que se plantea si las respuestas de la niña fueron inducidas, de buena fe, por su madre.

    La menor declaró en el juicio pero no corroboró la inculpación, anota la sentencia del Tribunal Supremo. Lo único que dijo la niña, agrega, fue que el procesado es malo porque no quiere jugar con ella. El acusado negó que hubiese tenido cualquier contacto sexual con la menor.

    La sentencia de la Audiencia fue dictada por la Sección Primera. Los hechos que estimó probados sucedieron en la casa de los padres del procesado, quienes quedaban al cuidado de la niña en ocasiones. La resolución explicaba que un día del verano de 2005, el acusado y la menor se encontraban en un sofá viendo la televisión y que el primero le tocó los genitales a la niña.

    El Supremo señala que lo que desencadenó el proceso fue que la madre de la menor observó que la niña tenía la zona genital enrojecida y creyó que podía tratarse de una infección. Pero los médicos, forense y ginecóloga, dictaminaron desde su primera intervención que la niña presentaba un eritema compatible con vulvaginitis y que podía «venir de varias cosas», argumenta la nueva sentencia.

    La madre de la niña, en una declaración sumarial, dijo que al percibir que la niña tenía la zona genital irritada, le preguntó si la había tocado alguien, «lo que sin necesidad de invadir conocimientos propios de la técnica y de la ciencia sicológica, puede plantear sospecha sobre la incidencia sugestiva de aquella pregunta, aun contando, como se cuenta, con la buena fe de aquella madre», señala el Supremo.

    Las dos entrevistas de la psicóloga a la niña fueron realizadas tres meses después de los hechos denunciados y dos años antes del juicio. El Supremo indica que la perito dijo que partió de una entrevista con la madre y que a la niña le hizo en primera comunicación preguntas directivas y en la segunda, ya con una tesis, preguntas sugestivas. «Cabe plantearse», razona la sentencia del Supremo, «si el factor de sugerencia introducido de buena fe por la madre, testigo de referencia, incidió en la contestación que dio la niña a la pregunta que aquella le hizo y a las que evacuó en las entrevistas con la psicóloga».

  3. densy dice:

    En ESPAÑA, la gente amenaza con denuncia, esta claro que la denuncia en principio cuesta bastante poco.

    La justicia debería de pedir pruebas que justifique, dicha denuncia.

    Es un delito entrar menores en las discoteca, pues hay tiene la policía, y guardia civil, y el juzgado, de guardia trabajo, todos los fines de semana, si es que se aburren.
    Y hay si que no hace falta pruebas, pero en estos negocios hay otros intereses… no importa que tenga, 16,17 años.. vivir para ver..?¿?¿?¿?¿?¿?¿¿?¿?¿?¿?¿?¿¿¿?¿?¿?¿?¿?¿¿¿?¿?¿??¿?¿?¿?¿?

  4. nutril dice:

    las denuncia falsas están a la orden del día, por niñas, padres madres, y elementos que necesitan dinero, o crear lastima,

    En ESPAÑA, la gente amenaza con denuncia, esta claro que la denuncia en principio cuesta bastante poco.

    La justicia debería de pedir pruebas que justifique, dicha denuncia.

    Es un delito entrar menores en las discoteca, pues hay tiene la policía, y guardia civil, y el juzgado, de guardia trabajo, todos los fines de semana, si es que se aburren.
    Y hay si que no hace falta pruebas, pero en estos negocios hay otros intereses…
    publicidad, puesto de trabajo,…

  5. Elisiya dice:

    Desconozco bastante las leyes, lo cierto es que cuando se ha demandado a alguien por un hecho cierto o no, su nombre queda manchado y la presunción de inocencia se olvida. Además, luego nunca nos acordamos de si la persona acusada ha sido exculpada o no.

  6. david dice:

    pues yo pienso que es x dinero que lidia se quiere quedar con todo y denuncia al marido diciendo eso del abuso para quitarle todo sus bienes menuda p…… animo alberto

  7. shams2222 dice:

    Cuanta razón tienes, densy. Es totalmente cierto que apenas que te pones a buscar información sobre dununcias falsas, te aparecen cientos de ellas. Por desgracia nos ha tocado vivir de cerca un episodio de denuncia falsa «aún no demostrada» (no se ha celebrado el juicio todabía). A mí me movió la indignación que sentía la familia a buscar información relacionada…y flipaba. Flipaba con las supuestas «ong» que se hacen cargo rápidamente del asunto para protejer al menor, cuando en realidad lo que hacen es someterlos a interrogatorios totalmente inducidos. Creedme, sé de lo que hablo pues he tenido oportunidad de ver algún video que otro de éstos interrogatorios. Flipaba cómo los abogados sin escrúpulos ofrecen lo que llaman «paquete completo» (pensión, vivienda y custodia) de forma rápida y directa con una simple denuncia de abusos. Según el procedimiento, cuando hay una denuncia de éste tipo, lo primero que hacen es retirar la custodia al denunciado. Luego, mientras llega el juicio pueden pasar años. Años en la que el menor tiene los recuerdos totalmente contaminados. Flipaba cómo por la malintencionalidad de un simple funcionario del juzgado, que fue mandando el expediente una y otra vez al fondo del montón de papeles, una persona inocente se ha pasado más de un año en prisión preventiva….
    Éstos echos que estoy contando han sucedido en el Puerto de Santa maría. El denunciado estaba separado ya y lo único que quería era la custodia compartida. Cosa que le costó varios juicios y una vez conseguido, lo perdió por esta denuncia…aún esperamos el juicio.
    En fin , que hasta que en este país no se castigue cómo se merece una denuncia falsa, no se va a acabar este chollo.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.