Kiko Rivera y su tenso encuentro con Laura Cuevas en Gran Hermano VIP

Kiko Rivera y su tenso encuentro con Laura Cuevas en Gran Hermano VIP

Escrito por: Elisa    16 enero 2015     Sin comentarios     2 minutos

Kiko Rivera Pantoja entraba anoche en la casa de Gran Hermano VIP, oficialmente para vivir la experiencia como decía él en la gala y oficiosamente para intentar saldar deudas económicas. Lo cierto es que si el DJ quería saber lo que se siente en este reality no parece el momento más adecuado con su madre en prisión, su familia a su cargo fuera y un hijo pequeño al que no verá durante un tipo, pero sí se añade el elemento monetario, la ecuación cambia.

El hijo de Isabel Pantoja contaba en Twitter sus ganas de entrar en son de paz al concurso y así comenzaba su participación. Le tocaba en suerte el grupo de los señores, pues entraba en la casa junto a varias personas más en dos ocasiones y nadie le reconocía. Difícil era por había varios que se parecían y todos iban con la misma ropa y llevaban la cabeza tapada con una gorra.

Además durante las nominaciones era el encargado de llevar el recuento de los puntos y la primera que le veía, era Laura Cuevas. La hija del exmayoral de Cantora está en el programa precisamente por sus declaraciones en contra de la familia Pantoja y aunque el encuentro en el confesionario parecía tranquilo y el DJ le decía que más tarde hablarían, luego se desataba la tormenta.

Este ejercía de señor y tocaba la campanita y le pedía a Laura que le trajese un vaso de agua, hasta aquí todo bien, pero finalizaba la frase con un «como en los viejos tiempos». Esta le llevaba el agua, sin embargo rompía a llorar tras escuchar unas palabras que sorprendieron en la casa y fuera de ella en las redes sociales. Tras pasar un tiempo el hijo de Isabel Pantoja le ha explicado que él no quiere tener problemas con nadie, pero que ella le debía un respeto y que entonces hablarían. Sin embargo, parece que tras bajar las defensas al ver a Kiko, el asunto del agua ha hecho que la concursante no se fíe de este.

En plató Anabel Pantoja se mostraba como una endeble defensora para su primo y reconocía que su tía echaba de Cantora al padre de Laura y a su familia, a pesar de que Paquirri y la propia cantante les habían prometido que podrían quedarse allí. Sin embargo, tras jubilarse y caer enfermo de leucemia, Isabel Pantoja necesitaban un nuevo mayoral y quería hacer uso de la vivienda para su nuevo contratado como explicaba su sobrina.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.