Kiko Matamoros admite en La Noria que su relación con Makoke está rota

Kiko Matamoros admite en La Noria que su relación con Makoke está rota

Escrito por: Elisa    23 agosto 2009     2 minutos

Kiko Matamoros acudió el sábado por la noche a La Noria para centrarse en su relación con Makoke, después de haber estado el viernes de la semana pasada en DEC, en su segunda intervención en un corto espacio de tiempo. Este repaso a las intervenciones televisivas de Kiko no tiene otro fin que mostrar que el famoso polemista se intenta enganchar de nuevo a la tele, o lo que es lo mismo al dinero fácil que trae el propio medio y la incidencia de salir en él.

Matamoros, muy demacrado, ya os informábamos de que se encontraba pasando un mal momento, ha perdido ocho kilos y poco se vislumbra del «matón» que protegía a Carmen Ordóñez no hace tanto tiempo. El comentarista ha afirmado que su historia con Makoke va mal desde hace dos años y que en este tiempo la ha hecho pasar muy malos ratos, por lo tanto que no le extraña que ella haya decidido dejarle. Como suele pasar en época de crisis, todo son problemas y parece que la desaparición de Kiko de la tele como habitual, hizo que los problemas económicos minasen su relación sentimental que ha durado once años.

Kiko ha defendido la fidelidad de Makoke y no ha querido creer la versión de Mila Ximénez que dice tener la información de que la modelo sale con Raúl, un arquitecto que ronda los cuarenta años. Makoke ha llamado para confirmar que ella no ha sido infiel a su marido y ha tirado por tierra la versión de Ximénez en la que decía que la mujer de Matamoros había llorado por teléfono cuando contó que Kiko se iba de casa. En concreto, no hay nada una historia ambigua donde los dos ocultan cosas a los espectadores.

Además, Kiko no ha tenido reparo en contar que tuvo una crisis psicótica cuando pasó tres días sin dormir y se tomó dos pastillas de un fármaco en teoría tranquilizante que le produjeron alucinaciones. Entonces, cogió el coche, se adentró en un bosque e incluso, llego a pedir un arma a un amigo, ha afirmado que no para suicidarse, pero que se hubiera llevado a tres o cuatro por delante.

En sus versiones quedan posos flotando y dan la impresión de que todo esto es un montaje para reflotar la economía familiar, algo así como la historia del suicidio de su hermano, Coto, pero en light. Kiko ha negado todo esto, es más ha dicho que en los últimos dos meses ha ganado más dinero que un español medio en diez años.

Kiko ha abandonado el domicilio conyugal con unos cuadros y unos muebles, por lo que Makoke, que lleva un verano muy movido en Ibiza, se quedará en la casa familiar con la hija de la pareja.

Fuente | La Noria


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.