Carlota Corredera: «las opiniones de Kiko Matamoros hay que ponerlas en cuarentena»

Carlota Corredera: «las opiniones de Kiko Matamoros hay que ponerlas en cuarentena»

Escrito por: dlopez    3 septiembre 2021     2 minutos

Carlota Corredera alardeó ayer de poder destrozar a Kiko Matamoros y de hacer piña para sacar el programa adelante. Sigue tropezando en la misma piedra.

Carlota Corredera alardeó ayer de poder destrozar a Kiko Matamoros y de hacer piña para sacar el programa adelante. Sigue tropezando en la misma piedra. Y lo hace porque sigue sin entender que nadie le ha criticado por defender a Rocío Carrasco, sino por pensar que la única mujer maltratada del mundo es la antedicha.

De hecho, a Lely Céspedes, sin un céntimo y también víctima de malos tratos en su momento, la despachó en 10 minutos. Parece ignorar que el personal se ha dado cuenta de que hoy toca defender a Carrasco y mañana al niño de Yoplait porque lo ordena una productora y ella es una mandada más.

Matamoros volvía de vacaciones diciendo lo que le salía de la calva y con el mismo derecho a la libertad de expresión que tiene Corredera y su cuadrilla. Lo malo es que esta señora parece olvidarse de que expulsó a Montero del programa por no pensar como ella y que ella se considera la protagonista de una lucha en la que hasta hace unos meses combatía de la mano de Antonio David Flores.

De Matamoros indicaba que «Lo que se está poniendo en tela de juicio no es si trabaja mucho o si es un buen o un mal colaborador. Lo que se está cuestionando es que llega de vacaciones y pone el ventilador de la mierda y aquí pillan unos más que otros. Yo soy de las que más pillan… Ese día llega y cuestiona al programa, a la productora, a la presentadora».

«Tuve una conversación con Kiko desde el respeto, desde la tranquilidad y desde la serenidad cuando él llevaba meses pingando al documental, al debate posterior y a todo lo que sucedía ahí. Y cuando se estaba terminando la serie dice que no la ha visto. Para mí sus opiniones hay que tenerlas en cuarentena. No puedo darle credibilidad a una persona que opina de algo que no ha visto. ¿Estamos locos? Estamos hablando de algo tan delicado como lo de Rocío Carrasco».

¿Por qué hay que ver el documental por narices? ¿Por qué hay que creerse lo que diga la señora Carrasco y no la versión anterior? Al final, la que ha puesto el ventilador es ella misma para quitarse el muerto de encima. Todo sea por salvarse ella y por encontrar culpables entre los que no comulgan con lo que ella quiere. Esperamos tu opinión al respecto.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.