Matamoros acusa a Carlota Corredera del hundimiento de Sálvame

Matamoros acusa a Carlota Corredera del hundimiento de Sálvame

Escrito por: dlopez    24 agosto 2021     3 minutos

Se acabó lo que se daba. Kiko Matamoros volvía ayer de vacaciones para comentar en voz alta lo que piensa toda España.

Se acabó lo que se daba. Kiko Matamoros volvía ayer de vacaciones para comentar en voz alta lo que piensa toda España. La imposición del pensamiento único por parte de Carlota Corredera, el feminismo unipersonal, el despotismo y el acusar con el dedo a quien no comulgara con su opinión ha provocado que el personal prefiera una telenovela turca a ver el programa.

Kiko indicó que lo sucedido con Antonio Canales «me pareció la forma más fea de humillar a un profesional. Lo he visto esta mañana y verdaderamente no me he sentido orgulloso de trabajar en este programa viendo cómo se han hecho así las cosas», ha sentenciado. «Tampoco estoy de acuerdo con el análisis que hace él. Cuando habla de la crisis del ‘Sálvame diario’ es innegable que los números no son los mejores, pero el origen no lo sitúo donde los sitúa él».

Sobre la defensa a ultranza de Rocío Carrasco, Kiko indicaba que «el problema no es Rocío Carrasco ni lo que ha contado Rocío Carrasco, sino cómo se ha tratado ese tema en este plató. Hay gente que le ha parecido mal y que nos ha dado la espalda. Si no somos conscientes de eso tenemos un problema como la copa de un pino».

«No es solo la familia Carrasco. La familia Flores Moreno, en general. Nos hemos equivocado mucho todos. Unos por acción, otros por omisión. Han faltado pelotas y han sobrado pelotas también. El primero, a mí».

«No tengo nada contra Rocío Carrasco. El documental lo vi hasta que me apeteció dejar de verlo. Hasta que me dejó de apetecer verlo. Claro que he visto más, pero no he tenido pelotas para entrarle de verdad a los contenidos. Hubo días que no los vi enteros, pero sí parte de los debates. Al primero al que le han faltado pelotas es a mí, pero veo que le han faltado pelotas a los compañeros».

No dudó en recordar el repugnante momento en el que Corredera expulsó a Antonio Montero del plató indicando que «o se va él o me voy yo» por decir su opinión sobre el documental de Carrasco. «Nos teníamos que haber ido todos. Cuando hablas de determinados temas… a partir de ahí hay una estigmatización. Y la estigmatización es algo poco democrático. Se lo dije a Montero al día siguiente. No supe reaccionar. Creo que la obligación de todos era haber parado, haber reflexionado, haber dicho que nadie por dar una opinión libre se merece irse de este plató ni de ninguno. Se pueden confrontar las ideas y las opiniones sin necesidad de vejar ni atropellar a nadie».

Y lo peor es que Rocío Carrasco vuelve mañana mismo a comentar detalles del diario de su madre previo pago. Es como si en el Titanic hubieran solicitado un segundo iceberg para ver si así podían superar el impacto del primero. Esperamos tu opinión al respecto.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.