Jorge, marido de Saray Montoya, a su padre y hermano: «quiero que os pudráis en la cárcel»

Jorge, marido de Saray Montoya, a su padre y hermano: «quiero que os pudráis en la cárcel»

Escrito por: dlopez    23 agosto 2021     2 minutos

Jorge "El canastero", marido de Saray, no había hablado de lo sucedido hasta ayer. Sus declaraciones fueron bastante fuertes.

Jorge «El canastero», marido de Saray, no había hablado de lo sucedido hasta ayer. Sus declaraciones fueron bastante fuertes. Es lógico ya que vino a confirmar que su padre y hermano intentaron matar a su mujer y a su hija.

«No me explico cómo hemos llegado a esto. Quiero dar la cara, que la familia vea que mi mujer e hijos no están solos. Yo fui quien obligó a Saray a que se denunciara, que se hiciera púbico porque siendo personaje público tiene más fuerza» indicaba.

Jorge Elcanastero

Había que aclarar que Saray presentó una demanda y que los presuntos autores de los hechos están en libertad con cargos como el intento de homicidio y el allanamiento de morada. Todo empezó cuando «estaba discutiendo con mi hermano por teléfono. Él me decía ‘lo vas a pagar, te voy a hacer daño’. Me sacaron unos primos a tomar café y me cogieron la vuelta y fueron a casa de su tía».

En lo referente al reciente fallecimiento de su hermana, comentaba que «Saray me dice que llame a mi padre y yo le digo que no, que nadie me ha dicho que mi hermana está mala y al final lo hago y me dice ‘renuncia de padre, yo para ti he muerto’, y ahí comienzan las llamadas de mi hermano. Cuando pasa todo esto, mis familiares me dicen que no se quieren meter en nada porque no saben para dónde tirar, y ahora los veo en la puerta del juzgado pidiendo libertad para los asesinos, porque yo les llamo asesinos, que han intentado matar a su cuñada, su nuera, su sobrina y su nieta. Si no querían saber nada ¿por qué se meten ahora a apoyarlos en la puerta de un juicio».

Su progenitor «no muestra preocupación. Yo solo llamé a mi padre el día que estaban cosiendo a Saray, diciéndole que eso no se hace, y él me decía ‘ahí la tienes, acuchillada, como tú querías’, riéndose de mí».

Terminaba su alegato indicando que «hasta que el cuerpo me haga sombra, tengo que conseguir que te pudras en la cárcel. Tú y mi hermano, porque no hay derecho lo que le habéis hecho a mi hija y mi mujer, entrar en mi casa… es de malos y de no tener corazón». Esperamos tus comentarios al respecto de estas declaraciones.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.