Carlos de Inglaterra se accidenta haciendo de albañil

Carlos de Inglaterra se accidenta haciendo de albañil

Escrito por: Sacra    24 mayo 2009     2 minutos

Ni un segundo tardó el heredero de la corona inglesa en ponerse manos a la obra, transportando bloques de cemento como el que le lleva el té a la reina madre. Ni siquiera el fastuoso traje de chaqueta, que según los medios ingleses aseguran que ronda los 3.300 euros, ni esos exclusivos zapatos, que con más de 40 años y un coste de 2.270 euros, acompañaron sus tareas de albañil.

Se trata de una de las tantas visitas de cortesía con las que el príncipe Carlos ocupa su agenda. Fue en Watford, una ciudad al noreste de Londres. Allí tuvo la ocasión de supervisar como progresa la construcción de la primera ‘eco-casa’ y comprobar, en su misma piel, los peligros que entraña el oficio de la construcción. Esta vivienda ha sido diseñada por la ‘Foundation for the Built Environment’, que él mismo preside, y que consiste en construir viviendas sin dañar el medio ambiente.

Enfundado en un chaleco reflectante y con el debido casco de protección, el heredero intentó transportar los voluminosos bloques de ladrillos. Pero con lo que el príncipe no contaba era con el peso que tenía que soportar así que se hizo daño en su dedo corazón, aunque él insistía que esa herida era previa y que ocurrió mientras se dedicaba a la jardinería.

Pero ese pequeño accidente fue una minucia comparado con lo que vendría después: a la altura de la rodilla de su exclusivo pantalón lucía una pintoresca mancha de cemento. En un acto de espontaneidad, a la que raramente nos tienen acostumbrados, preguntó: «¿Esto se quita?» Imaginamos que en palacio ya habrán curado su dedo herido y dejado sus pantalones impolutos.

Vía | Hola

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.