Calvin Klein y el libro de Nick Gruber, comienza la polémica

Calvin Klein y el libro de Nick Gruber, comienza la polémica

Escrito por: dlopez    28 agosto 2013     2 minutos

Nick Gruber era un joven neoyorquino completamente desconocido hasta que comenzó a salir con Calvin Klein. Dos años después saltó la relación por los aires y un libro cuenta ahora todo lo sucedido. El escándalo está servido y la maledicencia también.

Es curioso cómo cambian las personas en apenas meses. El pasado mes de febrero os informábamos de que Nick Gruber, exnovio de Calvin Klein, no iba a contar su historia con el diseñador. Es más, del lacónico título What Came Between Me and My Calvin hemos pasado a Obsession: My life with Calvin Klein.

De “no he podido hacerlo, soy una persona con corazón y no quiero ser alguien cruel” a contar una historia que podría haber firmado Charles Dickens. En el momento de conocer a Calvin Klein el susodicho comentaba que «no tenía ni idea de quien era Klein. Aunque en ese momento no me paré a pensarlo, crecí siendo muy pobre».

«No llevaba nunca ropa de marca a no ser que fue ropa de Wal-Mart, e incluso entonces jamás le prestaba atención a la marca de mis calzoncillos». Su atractivo físico provocó que un «hombre gordo y mayor que yo me propusiera ser modelo, nunca he sido scort pero esa oportunidad a un joven como yo no se podía rechazar».

Poco a poco fue haciendo sus pinitos en el mundo de la moda, se enroló en la Army y en 2010 conoció a Vaughn Kinsley, fallecido productor porno, que tenía como misión encontrarle un novio atractivo a Klein. Tras su primer encuentro «Calvin se enamoró de mí» y todo comenzó a rodar.

«Él jamás les había presentado a sus amigos a ninguno de sus novios, me dí cuenta de que era su novio y me sentía bien, sabía que mi vida había cambiado para siempre». Y tanto, Klein le sometió a varios tratamientos de belleza y esteroides para que siempre tuviera un gran aspecto. Es más, le propuso matrimonio a pesar de la diferencia de edad de más de cincuenta años.

Los diez mil dólares mensuales que recibía de Klein eran más que importantes para él pero cuando Calvin le cerró el grifo él optó por irse a la cama con una asistente personal del diseñador y con la hija de un famoso empresario. Tras varias semanas Klein decidió ingresar a Nick en un centro de rehabilitación. Durante una visita el antedicho diseñador se llevó al joven a un hotel para tener relaciones sexuales.

«Pensé que le importaba mi salud pero lo único que buscaba era sexo» declara Nick. A raíz de ese encuentro Klein recuperó todo lo que le había dado a su ya expareja. El libro se edita en breve. Seguiremos informando.

Síguenos en Twitter

Vía | The New York Post
Foto | Gtres

un comentario

  1. Cotillera profesional dice:

    Total, lo que viene siendo un gigoló de toda la vida, vaya.
    A mi esos ricachones que compran a jovencitos para tener sexo me repugnan y si este chico ahora lo traiciona por dinero, pues que se joda.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.