Victoria de Suecia y Daniel Westling, envueltos en la polémica tras su ostensosa luna de miel

Victoria de Suecia y Daniel Westling, envueltos en la polémica tras su ostensosa luna de miel

Escrito por: Elisa    11 agosto 2010     2 minutos

Tras una luna de miel de ensueño que se ha prolongado durante un mes y medio, los recién casados Victoria de Suecia y Daniel Westling vuelve a la realidad y en Suecia no les esperaban con las manos abiertas precisamente. El fiscal de corrupción sueco ha presentado tres denuncias contra la princesa Victoria, heredera del trono.

El tema tiene que ver con los regalos que aceptaron ésta y su esposo Daniel de un empresario, Bertil Hult, entre los que se incluían el uso de su jet privado y su yate para su luna de miel, además de todos los gastos pagados durante su luna de miel. El valor de todo lo anterior podría alcanzar el millón de euros o varios cientos de miles dependiendo de las fuentes.

Volaron en un Dassault Falcon 7X a la Polinesia francesa. Después pasaron unos días en el yate de Hult Erika XII. Eran atendidos por un «chef» de Estocolmo y una docena de miembros de tripulación. Luego volaron a Brasil donde se alojaron en el hotel de cinco estrellas «Copacabana Palace». Desde Brasil continuó el viaje a Estados Unidos, donde pasaron unos días en la mansión del empresario en Beaver Creek, Colorado, y volaron a Nueva York, dos veces a Boston -para asistir a los conciertos de Lady Gaga y Robin- antes de volver a Estocolmo.

La próxima semana decidirá si abre una investigación preliminar y el primero que se hizo eco fue el editor Peter Wolodarski del periódico sueco, Dagens Nyheter. «Es sorprendente que el heredero al trono de Suecia acepte que un multimillonario sueco le ofrezca un medio de transporte y alojamiento durante su luna de miel, cuando esta misma persona puede estar interesada, para sus negocios, en que se le devuelvan estos favores», ha comentado el periodista.

La Casa Real sueca ha expresado que la princesa no ha hecho nada reprobable y a este respecto, Ulrika Naesholm, una portavoz de la casa real sueca ha declarado que «este es un viaje privado y un regalo de boda de un viejo amigo de la familia real». Sin embargo, el ministerio de Hacienda de Suecia no consiente regalos por un valor superior a 70 coronas (unos siete euros). Según la guía de ese ministerio, «un empleado público nunca debe abusar de su posición y debe combatir los actos de corrupción dondequiera que se produzcan». El pueblo sueco piensa que los herederos han abusado, ya que normalmente la familia real suele ser más comedida y por ejemplo, vuelo en servicios regulares.

Vía | El Periódico
Foto | Gtres

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.