Ryan O´Neal intentó ligar con su hija en el funeral de Farrah Fawcett

Ryan O´Neal intentó ligar con su hija en el funeral de Farrah Fawcett

Escrito por: Elisa    4 agosto 2009     2 minutos

Tras la muerte de la actiz, Farrah Fawcett os comentábamos que todas sus posesiones pasaban a las manos del hijo de que tuvo con Ryan O´Neal, Redmond. Ahora nos llegan noticias indirectas sobre la célebre Ángel de Charlie, más bien sobre su funeral donde el padre de su único hijo y el gran amor de su vida flirteó con su propia hija.

Si el actor no veía desde hacía unos años a su hija Tatum, de cuarenta y cinco años, por eso la intentó invitar a una copa. Hasta que ella le dijo: «¡Papá, soy yo, Tatum!». Esto lo cuenta Ryan O´Neal en la edición digital de Vanity Fair.

«Acababa de poner el ataúd en el coche fúnebre y estaba viendo cómo éste se alejaba cuando se me acerca una hermosa mujer rubia«, explica el actor de 68 años, que no dudó en proponerle tomar una copa y preguntarle si tenía coche. La entrevista estará incluida en el número de septiembre de la revista. El intérprete se justifica: «sólo estaba tratando de ser divertido con una sueca desconocida». «Y resultó que era mi hija. ¡Es tan lamentable!»

Ryan O´Neal tiene cuatro hijos de tres relaciones:Tatum O’Neal y Griffin O’Neal (con Joanna Moore), Patrick O’Neal (con Leigh Taylor Young) y Redmond O’Neal (con Fawcett). En Vanity Fair no tienen problemas en afirmar que que no le importaría tener algún hijo menos: «Creo que yo no tendría que haber sido padre, no hay más que echar un vistazo a lo que he conseguido: o están en la cárcel, o deberían estarlo».

Tatum O’Neal, de 45 años, que fue detenida el año pasado en Nueva York por comprar crack y cocaína en la calle. La niña prodigio que en 1974 se convirtió en la persona más joven en ganar un Oscar a la mejor actriz de reparto por su trabajo en Luna de pape, ha tenido problemas con drogas y alcohol y tuvo un tortuoso matrimonio con el tenista John McEnroe.

Mientras que, Redmond cumple condena desde abril en una prisión californiana por varios delitos relacionados con las drogas. Con el menor de sus hijos es con el único que tiene contacto el actor. En cuanto a Griffin describió a su padre como «un narcisista psicópata» que sólo quiere hacer dinero con la muerte de Fawcett y le acusó de engañarla con su mejor amiga Alana Stewart.

Con familia así, nadie necesita enemigos.

Vía | El País

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.