Rocío Carrasco y su condición para hacer las paces con su hija

Rocío Carrasco y su condición para hacer las paces con su hija

Escrito por: dlopez    6 mayo 2021     2 minutos

El episodio de ayer fue sorprendente. Rocío Carrasco dejaba bien clara la condición para hacer las paces con su hija.

El episodio de ayer fue sorprendente. Rocío Carrasco dejaba bien clara la condición para hacer las paces con su hija. «No puedo mantener, muy a mi pesar, una relación con una persona que tiene a la otra persona al lado y con una persona que ha intentado meterme en la cárcel».

«No es que tu hijo te dé una paliza, que ya es, es que ha ido y me ha puesto una denuncia en connivencia con su padre. Lo ha premeditado, lo ha gestionado, ha tenido la capacidad suficiente para trazar con su padre una línea a seguir muy a mi pesar».

Rociocarrasco

No tardó en añadir que sobre la mediación que se le propuso para solucionar su relación con Rocío Flores, fue esta última la que decidió no acudir. «María Patiño y compañía tiene la boca seca de decir que la madre se niega a hacer una mediación con la niña» cuando la verdad es justo la contraria.

También los Mohedano quedaron en evidencia. «Han tenido, que yo sepa, contacto con los niños mucho después de que ocurriera todo esto. Creo que lo que han hecho ha sido apostar por lo que ellos pensaban que era el caballo ganador y ellos son cómplices, en cierta forma, porque ellos sabían la verdad. Yo a uno de ellos se lo conté y luego salió en la televisión jactándose y diciendo que derramé lágrimas de cocodrilo. Hablo del marido de Gloria, de José Antonio».

De los presuntos malos tratos que Fidel Albiac le habría propinado se hacía alusión al documento oficial que indica lo siguiente, «el resultado de la observación en este aspecto, durante la larga entrevista mantenida, se aleja totalmente de esos planteamientos. Ambos miembros de la pareja asumen una situación de igualdad y respeto mutuo».

«Don Fidel Albiac participa activamente en la entrevista abordando todos los temas sin problema y ofreciendo todo lujo de detalles de la vida familiar, que son en esencia la misma vida que ya había descrito la madre en la primera entrevista. La madre no presenta ninguno de los signos de una mujer maltratada por su pareja, no hay miedo a sus propias manifestaciones, ni a las que se pueda hacer él. Se observó también que el Sr. Albiac está preocupado en la búsqueda de soluciones a la situación de la mejor porque ha vivido con ella desde que tenía tres años y principalmente porque sabe del sufrimiento de su esposa».

Las pruebas son irrefutables, la exposición de los hechos de Carrasco también. De ti depende que conozcamos tu opinión al respecto.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.