El príncipe Carlos se siente amenazado por la popularidad de Guillermo y Kate

El príncipe Carlos se siente amenazado por la popularidad de Guillermo y Kate

Escrito por: Elisa    17 marzo 2018     Sin comentarios     2 minutos

El príncipe Carlos se siente amenazado por la popularidad de Guillermo y Kate, así se cuenta en la nueva biografía no autorizada del hijo de la reina Isabel II.

Tom Bower es el autor de una nueva biografía no autorizada del príncipe de Gales, “Rebel Prince: The Power, Passion and Defiance of Prince Charles” y el Daily Mail ha publicado algunos pasajes hoy que no gustarán al hijo de Isabel II. El periodista de investigación británico afirma que Carlos se sintió “usurpado” por los Middleton y “aislado” de sus nietos George, de cuatro años, y Charlotte, de 2 años, cuando Guillermo y su esposa Kate Middleton eligieron pasar la Navidad con sus padres en vez de con otros miembros de la realeza y establecer su base de operaciones a millas de Highgrove (la residencia de Carlos) en Norfolk “donde pudieron preservar su privacidad”.

El autor explica que varios de los cortesanos de la reina supuestamente “decidieron ignorar a Carole Middleton en ocasiones sociales” después de que les pusieran al tanto de los supuestos temores de Carlos de ser eclipsado. Guillermo se molestó y consultó a su abuela. La reina respondió a “los desaires hirientes contra Carole” con una invitación al castillo de Balmoral, y supuestamente invitó a un cámara de televisión para que grabara su salida.

El príncipe Carlos y su disconformidad con los derechos “reales” de la familia Middleton

El príncipe Carlos y su disconformidad con los derechos “reales” de la familia Middleton

El Príncipe Carlos de Inglaterra tiene bien claro cuál es su negociado y no piensa permitir que su consuegra, Carole Middleton, se convierta en la nueva estrella de las revistas del corazón británicas. De momento el heredero al trono británico le ha prohibido la entrada en los actos de la Casa Real. Os contamos los detalles.

LEER MÁS

Carlos se dio cuenta de que Kate y Guillermo eran las nuevas estrellas y temió tener problemas“, le comentó al periodista, Robert Higdon, director ejecutivo de la fundación caritativa de Carlos en Estados Unidos. Al príncipe le decepcionó que su hijo y su nuera fueran invitados antes que él por el gobierno canadiense a recorrer el país en septiembre de 2016. Carlos piensa que la princesa Diana lavó el cerebro de sus hijos contra él.

Después de su muerte en 1997 “los hermanos tuvieron que tratar con una avalancha de revelaciones públicas sobre las relaciones adúlteras de sus padres”, escribe Bower. El matrimonio de Carlos con su amante, Camilla, Duquesa de Cornwall, no ayudó porque su presencia “fue un recordatorio constante del tormento de su madre”. El autor afirma que Guillermo y Enrique entraban a Clarence House “a través de los cuartos de los sirvientes para evitar tanto a su padre como a Camilla”, afirma Bower. El caso es que Carlos está muy preocupado por la popularidad de su hijo mayor y su nueva, pero a su esposa: “No le importa ni un comino”.

Vía | People


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.