Pilar Eyre recuerda, en Lecturas, por qué la reina Sofía huyó a la India con sus hijos

Pilar Eyre recuerda, en Lecturas, por qué la reina Sofía huyó a la India con sus hijos

Escrito por: dlopez    28 julio 2020     2 minutos

Pilar Eyre recuerda en su blog de Lecturas por qué Doña Sofía huyó a la India con sus hijos.

Pilar Eyre recuerda en su blog de Lecturas por qué Doña Sofía huyó a la India con sus hijos. Según parece, cuando la mujer del rey emérito tenía 37 años, se presentó por sorpresa en una cacería en la que sorprendió a Juan Carlos en la cama con otra mujer.

Franco acababa de fallecer y Sofía pensaba que este hecho le daba alas a su marido para escaparse del estrecho cerco que el dictador le había puesto. Su decisión fue marcharse a la India con sus hijos dispuesta a dejar a su marido.

Juancarlos Doñasofia

Fue la reina Federica, su madre, la que le indicó a Sofía que «No lo abandones nunca, no dejes de ser reina… ¿Quieres ser como yo, una reina sin reino, una paria que tiene que vivir de la caridad de los demás, y que ha tenido que venir a la India porque nadie me aguanta?».

La antedicha reina vivía en Delhi y, de hecho, la propia Sofía le tuvo que llevar ropa en una ocasión debido a la escasez monetaria en sus cuentas. Así, como indica García Abad, «ella era perfectamente consciente, es más, le animaba (a Juan Carlos para que ganase más dinero) en ese sentido, temerosa de que le pasara lo mismo que a su madre».

Curiosamente, Sofía siempre ha indicado que le da asco el dinero, aunque nunca solicitó una reducción de la aportación que recibía. Igualmente, es animalista, pero soportaba que su marido se fuera de cacería de forma regular y que tenga un pabellón de caza lleno de animales disecados.

Comenta Eyre que Sofía sigue leyendo «cómo acusan su marido de enriquecimiento ilícito y hablen libremente sus amantes, las “de pasar” y las fijas, y aún se atreva a reñir a las periodistas porque llaman emérito a su marido, “no lo hagáis, se disgusta”, y luzca en su dedo como desafío el anillo de prometida, pertenece a lo más íntimo y misterioso del alma humana». Nadie entiende su sonrisa perenne, pero nadie puede dudar de su enorme profesionalidad. ¿Qué piensas tú?

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.