Murió José Saramago y sus restos regresan a Lisboa

Murió José Saramago y sus restos regresan a Lisboa

Escrito por: Rosa María    19 junio 2010     Comentario     2 minutos

El escritor Premio Nobel de Literatura José Saramago, falleció el viernes en su casa de Lanzarote a los 87 años de edad a causa de una leucemia crónica y acompañado por su mujer y traductora, Pilar del Río.

Tras una noche tranquila y tras comenzar el día con normalidad comenzó a sentirse mal y al poco tiempo falleció tras sufrir un fallo multiorgánico. El escritor portugués, según indicó la Fundación Saramago “murió acompañado de su familia, despidiéndose de una forma serena y plácida”.

Nació el 16 de noviembre de 1922 y era hijo de unos campesinos sin tierra que emigraron a Lisboa. Abandonó el liceo a los 12 años para recibir una formación como cerrajero, y aunque ejerció de varios oficios, no fue hasta 1947 cuando hizo realidad su mayor ilusión dedicándose a la literatura y publicar la novela “Tierra de pecado”.

Miembro del Partido Comunista Portugués desde fines de los años 60, fue censurado y perseguido durante la dictadura de Salazar y se sumó a la llamada “Revolución de los Claveles” que llevó la democracia a Portugal, en el año 1974.

Saramago obtuvo una fuerte popularidad y gran eco en los medios de todo el mundo cuando su novela “El Evangelio según Jesucristo” no pudo participar del Premio Literario Europeo por prohibición del gobierno de Portugal, que lo catalogó como una “ofensa a los católicos”.

Por ello, Saramago abandonó su país en 1993 y se instaló en la isla de Lanzarote (Canarias), con su mujer, la periodista y traductora española Pilar del Río.

Saramago era consciente del poder que tenía la red para difundir cualquier idea, y en septiembre de 2008 comenzó a publicar su blog, titulado ‘El cuaderno’. Fue “un espacio personal en la página infinita de Internet”, según sus palabras. El escritor dedicaba su último ‘post’, Ni leyes, ni justicia, al juez Baltasar Garzón.

Los restos mortales del escritor portugués ya se encuentran en suelo portugués. Será en el Ayuntamiento de Lisboa, en cuyo Salón de Honor se encuentra la capilla ardiente, donde permanecerá hasta mañana domingo, cuando será incinerado en una ceremonia civil en el cementerio lisboeta del Alto de San Juan.

Las cenizas del escritor se repartirán después entre su pueblo natal, Azinhaga, y su residencia de Tías, en Lanzarote.

Vía | 20Minutos


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.