La muerte de la enfermera Jacintha Saldanha golpea a la corona británica

La muerte de la enfermera Jacintha Saldanha golpea a la corona británica

Escrito por: Elisa    8 diciembre 2012     2 minutos

Tras anunciar su embarazo, Kate Middleton tuvo que estar ingresada cuatro días hasta el pasado jueves, 6 de diciembre, debido a fuertes vómitos que le estaban causando deshidratación y desnutrición, pero nada hacía presagiar que su paso por el hospital Edward VII tuviera un final tan trágico.

Mientras la duquesa de Cambridge estaba ingresaba la enfermera Jacintha Saldanha contestó la llamada de unos locutores de programa de radio australiano que se hicieron pasar por Isabel II y el príncipe Carlos y a los que se informó sobre el estado de Kate. Saldanha, de 46 años y madre de dos hijos, apareció inconsciente en un domicilio cercano al hospital y fue declarada muerta tres días después de que la falsa llamada. La policía no ha confirmado la causa del fallecimiento, pero todo apunta a un suicidio.

A través de un comunicado, los duques de Cambridge aseguraban estar «profundamente apenados» por la muerte de la enfermera, que formaba parte del equipo que atendió a Kate durante su estancia en el centro. «Su alteza real fue cuidada maravillosamente bien en todo momento por todos en el hospital King Edward VII, y sus pensamientos y oraciones están con la familia, amigos y compañeros de Jacintha Saldanha».

La enfermera llevaba cuatro años en el centro hospitalario y contestaba la fatídica llamada el pasado 4 de diciembre. En ella los locutores de la cadena australiana 2Day FM se hicieron pasar por Isabel II y Carlos, abuela y padre del príncipe Guillermo de Gales. Desde recepción Saldanha transfirió la llamada a la habitación donde les atendió otra enfermera que les explicaba: «Ahora mismo está durmiendo y de momento ha pasado una noche sin incidentes. Le hemos dado líquidos y está estable».

El hospital aseguraba que no había sancionado a la enfermera por lo ocurrido y portavoces de la familia real británica confirmaron que no habían presentado ninguna queja al hospital. «Todo lo contrario, ofrecimos nuestro total y más sincero apoyo a las enfermeras y personal del hospital en todo momento», sostiene el comunicado del Palacio de St. James.

El programa ha sido suspendido y la Policía australiana está investigando si hay algo punible en el comportamiento de los dos locutores que hicieron esta broma que ha acabado con un final trágico. DEP.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Vía | ¡Hola!
Foto | Gtres

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.