El marido de Víctor Sandoval se pronuncia ante los rumores de crisis de la pareja

El marido de Víctor Sandoval se pronuncia ante los rumores de crisis de la pareja

Escrito por: Elisa    14 diciembre 2010     2 minutos

El sábado en La Noria Víctor Sandoval confesaba que tenía un tumor en la falange del dedo meñique de un pie. El colaborador no pasa por su mejor momento desde que regresase a España desde Miami tras haber sido picado por una araña. En Estados Unidos dejó a su marido y lo que era un viaje por un mes, se ha convertido en una estancia de diez meses. Mientras, Nacho Polo no ha dado el paso de regresar a España, algo que Víctor achaca a que tienen que vender la casa de Miami. Aunque su situación económica no está muy saneada, Sandoval le echaba en cara que no ha tomado la iniciativa de buscar más frecuentemente vuelos low cost para estar unos días con él y esto ha ocurrido sólo en contadas ocasiones.

En Sálvame Lydia Lozano, Terelu y otros colaboradores le comentaban ayer que no podía seguir engañándose que, aunque él estuviera muy enamorado de su marido, éste no parecía sentir lo mismo. Le reprochaban no haberle mandado ningún mensaje ni haber vuelto a España tras conocer la noticia de que tenía un tumor. Se recordaba lo que le decía a Luis Rollán cuando éste anunciaba su boda, que hiciese separación de bienes.

Víctor, muy emocionado, recordaba como conocía a su marido hace quince años en Telecinco, cuando colaboraba en el programa de José María íñigo, ¿de qué parte estás? Él tenía 27 años y Nacho, 18, y era azafato del mismo programa. Desde entonces, están juntos y su unión culminó en una boda oficiada por Trinidad Jiménez en 2006.

Ante toda esta presión, Nacho mandó un mensaje a su marido que decía lo siguiente: «nosotros nos casamos un 27 de enero de 2006, Trinidad Jiménez nos casó y ante nuestros amigos y familiares allí presentes afirmamos que nos amaríamos y nos honraríamos el uno al otro por el resto de nuestras vidas, que permaneceríamos juntos en la riqueza y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad y sellamos nuestras palabras con un beso. Ahora, Víctor está malito y yo estaré ahí a su lado, cuidándole, decidle que nunca se quedará solo y que dentro de unos años los dos viejitos y aún más guapos miraremos al pasado con nuestras mejores sonrisas. Decidle que le quiero y que no pierda aquello que me enamoró hace 15 años, su sonrisa».

Víctor derramada unas lágrimas que explicaba que no eran de «pena absoluta» sino de sentimiento. Reconocía que el mensaje de su marido era «muy bonito» pero enfatizaba que «ahora hay que sentirlo, hacerlo, vivirlo». Los oolaboradores no se quedaban satisfechos, sin embargo, con este mensaje.

Vía | Telecinco

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.