María Lapiedra en Lecturas: “Dejé Supervivientes por mis hijas”

María Lapiedra en Lecturas: “Dejé Supervivientes por mis hijas”

Escrito por: dlopez    25 abril 2018     Comentario     1 minuto

María Lapiedra parece no estar contenta del todo con haber sido la peor concursante de Supervivientes que se recuerda. Ahora aclara, cobrando por qué se marchó.

María Lapiedra parece no estar contenta del todo con haber sido la peor concursante de Supervivientes que se recuerda. Ahora aclara, cobrando por qué se marchó del reality. Y, para no perder las buenas costumbres, la primera es en la frente. Tras su experiencia declara “he madurado” (Madurar: dícese de la persona que va a un concurso a ganar dinero y regresa teniendo que pagar una multa millonaria).

“Cuando hablé con Mayte Zaldívar me dijo que se pasa peor que en la cárcel. Estoy muy decepcionada por no haber aguantado, pero estar sin mis hijas me ha superado” comenta no sin recordar que ha perdido 4 kilos durante sus vacaciones en Honduras.

En el reencuentro, mis hijas y yo lloramos mucho. La mayor me dijo: ‘Ya no te volverás a ir, ¿verdad?’ Y le dije ‘Nunca más’“. Emotivo cuando menos. Tras episodio comenta que su falta de frescura en sus apariciones actuales en televisión obedecen a un silogismo filosófico digno de Platón, “¿para qué voy a enseñar las tet** si soy madre?”.

Añade de su boda con González que “Me imagino mi boda con Gustavo sin la Patiño y esa gente. Le dije a Gustavo que si ella iba yo no iría”. Pues nada, ya ha prendido la mecha para ir una tarde a Sálvame a tomar café, a hacerse la ofendida y a sacar a relucir su acento de niña repipi. Sed vosotros los que opinéis a este respecto. Abrimos los comentarios para que nos permitáis ser partícipes de vuestras ideas, vaticinios, chascarrillos, similares y conexos sobre la protagonista de esta noticia.

Vía | Lecturas


un comentario

  1. Abril dice:

    la bizca silicona, utilizando a sus hijas.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.