María Asquerino, cabreada, deja la interpretación

María Asquerino, cabreada, deja la interpretación

Escrito por: Sacra    27 febrero 2009     2 minutos

María Asquerino, una de las grandes damas de la escena española, ha hecho pública su intención de abandonar la escena definitivamente. Ha ocurrido en la presentación de la gala de los Premios de la Unión de Actores, donde se le ha concedido el galardón por toda una vida dedicada al teatro.

No en vano, María, hija y nieta de actores, está dedicada «en cuerpo y alma» a la farándula desde la temprana edad de 11 años. Ahora, después de una dilatada carrera en la que ha cosechado grandes éxitos, nos cuenta que se siente feliz con sólo pensar que «tiene todo el tiempo del mundo para hacer lo que le de la gana».

Pero la actriz no se marcha sólo por una cuestión de cansancio físico. Tal como ha afirmado y haciendo gala de su sólido carácter asevera: «Estoy harta de que me den papelitos», aseguró. «No es el ego. Es que estoy muy cansada de aguantar tonterías«. Por lo visto, la gota que ha colmado el vaso es el trato que recibió por parte del Teatro María Guerrero el pasado año, donde estaba representando una obra de Chejov. Pero fue mientras rodaba la película «Pagafantas», en Bilbao, cuando tomó la decisión definitiva.

María Asquerino siempre ha sido conocida por la fuerza de su carácter y la solidez de sus decisiones. Hace unos años publicó, entre grandes polémicas, su libro autobiográfico «Memorias» en el que se desmitificaba esa idea preconcebida de que era una mujer libre con una vida muy intensa. «Lo cierto, señala en el libro, es que he sido bastante moderada en todo. La única barbaridad que hice fue casarme. Lo que pasa es que me han dado papeles de mujer fuerte, malvada y, generalmente, con un cigarro en la boca«.

Vía I el periódico de aragón

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.