Laura Matamoros y Lucía Hoyos protagonizan una fuerte discusión en GH VIP 4

Laura Matamoros y Lucía Hoyos protagonizan una fuerte discusión en GH VIP 4

Escrito por: Elisa    25 enero 2016     Sin comentarios     2 minutos

Laura Matamoros y Lucía Hoyos han sido las protagonistas de una fuerte discusión en Gran Hermano VIP 4. Hoyos no soporta que la hija de Kiko Matamoros esté todo el día hablando mal de la gente -de su padre, de Makoke, de Javier Tudela…- y esta acusa a la sevillana de criticar por la espalda. Esto generó un fuerte enfrentamiento que acabó en lágrimas, pero que pudo haber llegado a más.

Laura se sentía orgullosa de que Lucía Hoyos hubiera salido nominada gracias a sus puntos y esta siente que toda la casa está en su contra desde que le han contado a Julián que va a hablando de él a sus espaldas. Mientras Javier Tudela no se esperaba la nominación de su hermastra a la que él nunca va a nominar porque es hija de una de las personas que más quiere.

Lucía le contaba a Javier que Laura estaba hablando mal de su madre y este corroboraba la versión de Hoyos, preguntando a Alejandro que se lo confirmaba. “En todo el tiempo que ha vivido en casa nunca ha saltado”, decía un sorprendido Tudela. Hablando con Julián Contreras, Laura calificaba de “rata” y “agarrada” a Makoke y contaba que aunque Javier tenga un Porche al que no le puede poner gasolina, y tenga un colchón caro, sigue viviendo con su madre.

Javier Tudela se encuentra molesto en la convivencia con Julián al que había respetado por la unión con su familia y porque él había conocido a Carmina Ordóñez cuando era un niño, mientras, Laura lo apoyaba y criticaba a su hermanastro. Raquel Bollo le aconsejaba que no hable más de su familia ante lo que ella decía que solo habla del comportamiento de Javier. “Si a la gente lo único que le gusta es un niño que no tiene personalidad y que lo único que hace es mirarse al espejo, bailar y decir cosas sin sentido…”, opinaba.

Finalmente tras desahogarse ambas en el confesionario y muchas lágrimas de Hoyos, Matamoros le pedía disculpas por las formas, pero no por el contenido de lo que le había dicho. Lucía aseguraba en el confesionario que temió que la pegase pero que hubiera sido lo mejor porque la habrían echado y Laura contaba que estuvo a punto de levantarle la mano.

Vía | Telecinco


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.