Lady Gaga y su enfado con su asistente personal

Lady Gaga y su enfado con su asistente personal

Escrito por: dlopez    2 febrero 2013     2 minutos

Lady Gaga montó un gran escándalo en un ataque sin precedentes a su asistente personal. La misma la ha denunciado por el impago de las horas extras y la cantante ha respondido que "ella no es la reina del Universo, yo lo soy". La polémica está servida.

Lady Gaga ha vuelto a montar uno de sus shows y todo parece indicar que en esta ocasión el final del concierto no será una ovación sino una multa por impago a su asistente personal Jennifer O’Neill. La citada ha demandado a la cantante por no haberle pagado la friolera de 7.168 horas extras.

Según informa el NY Post, Gaga ya ha comentado que «esa puta rata quiere que le pague por un trabajo que no ha hecho y encima me demanda». El escándalo ya ha comenzado y la bola de nieve promete hacerse cada vez mayor.

«Su problema es que ella se cree la reina del universo y piensa que no es la esclava de nadie. En mi trabajo yo soy la reina del universo y ella tiene que servirme. Todo esto es una puta mierda y la prensa lo sabe».

Sobre sus motivos para no pagar horas extras comenta que «intento ser lo mejor posible con todos los que trabajan para mí. Por eso no entiendo el por qué se quiere convertir en un ser repugnante después de todo lo que ha recibido de mí».

«Ella ha dormido en camas con sábanas de Egipto y siempre en hoteles de cinco estrellas. Ha estado de fiesta con el fotógrafo Terry Richardson. Le ha pedido a la marca Yves Saint Laurent que le manden gratuitamente varios zapatos sin yo saberlo. Esperaba cierta profesionalidad con su trabajo pero ya está visto que no es así».

«Ella solía llevar hasta 20 bultos de equipaje y yo sólo llevaba una maleta. Cuando estábamos varios días en un lugar tenía que mover todo su equipaje para encontrar algo mío. Ella dormía hasta las doce de la mañana y yo tenía que hacerlo todo. Si le pago es para saber dónde están mis cosas y no para buscarlas yo misma».

Sobre cómo se comportan el resto de sus empleados «está claro, tienen un día libre y quieren comer conmigo. Nos vamos todos a los mejores restaurantes para comer lo mejor. Lo que no voy a hacer es pagar horas extras. Esto es un trabajo de nueve a cinco pero esas ocho horas están repartidas durante el día».

«La eché cuando optó por dormir en una cama de mi jet privado. Todo el mundo se la cede a mi madre o a mi familia pero ella se negó. Le dije que no era apropiada su actitud delante de Terry Richardson y me dijo que «Llevo más tiempo contigo que él por lo que tengo derecho a hacer esto. Soy tu amiga». No eres mi puta amiga». Esperamos vuestras opiniones al respecto.

Síguenos en Twitter


Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.