Kiko Matamoros y Makoke lucen cuerpazos en ¡Qué me dices!

Kiko Matamoros y Makoke lucen cuerpazos en ¡Qué me dices!

Escrito por: Elisa    17 agosto 2015     3 minutos

Kiko Matamoros y Makoke posan luciendo cuerpazos en la revista «¡Qué me dices!» y son entrevistados por Kiko Hernández tras superar su segunda crisis en sus 17 años de relación. El colaborador de Sálvame explica cuándo se reconciliaron: «A los diez días de la crisis. Esos diez días estuve fuera de casa en un hotel, pero no en el que se dijo en ‘Sálvame'». Comenta que su crisis más fuerte fue hace seis años cuando estuvieron separados casi dos meses. «Lo mejor es tomarte un tiempo y un poco de aire. Pero al final nos echamos mucho de menos», añade. En este tema su pareja señala: «Estábamos pasando una mala situación y tuvimos que distanciarnos y ver realmente lo que sentimos. Mucha gente lo hace. En 17 años hemos tenido dos crisis y creo que tampoco es para tanto«.

La reconciliación ha hecho que sus planes de boda se retomen, ahora que Matamoros ya tiene el divorcio de Marián Flores. «Ya está retomado. Pero, desde luego, no voy a darle publicidad a nada», cuenta y apunta que la boda no puede ser ya «porque hay que cumplir unos plazos, primero para inscribir en el registro el divorcio, que está en trámite aunque a punto. Y luego, tengo que ir a firmar al Ayuntamiento de Pozuelo. Lo mismo no estás invitado… ¡Vete a saber!».

Hernández le pregunta qué traje debería comprarse para acudir a su boda, si de primera o de verano y Matamoros respondía que de primavera. En cuanto a la boda Makoke señala: «Para mí ha sido muy bonito y no quiero que sea motivo de mofa para nadie. Todo lo que pasó la otra vez no ha sido grato y no quiero que se vuelva a repetir. Es una cosa única en la vida que quiero que sea bonita».

Asegura que el cuerpo de su mujer está mucho mejor que el suyo y que acepta el uso de photoshop para ligeros retoques, no para cambiar los rostros de personas y transformarlas en otras. También habla sobre la portada de Terelu Campos en bañador: «Justificó que prefiere comer lo que quiera y vivir como quiera a salir estupenda en una foto. Entonces, yo la entiendo perfectamente. Terelu ha sido una mujer que tenía un tipo estupendo, pero con el tema de la enfermedad hay que entenderla. Ha pasado por ese trance y hay otras prioridades en la vida que tener una cinturita de avispa».

Reconoce que sigue corriéndose sus juergas y que no atiende su cuerpo tanto como pareciera a primera vista. Asimismo comenta que a Lydia y a Charly no les preocupa este tema y por eso cree que no aceptarían consejos de él para ponerse en forma. Asegura que su compañera ha adelgazado desde que la pillaron en bañador.

Confiesa que ha recibido muchas proposiciones de sexo en este trabajo, pero que siempre han sido de chicos y matiza que de compañeros que trabajan actualmente en Sálvame. En concentro de dos, uno es Víctor Sandoval y el otro no lo menciona porque este no habla de su vida públicamente.

Lo más duro que ha vivido en Sálvame ha sido el tema de su hijo Diego y cuenta que no ha existido acercamiento este verano. Asegura que ha pensado mil veces en dejar el programa para su estabilidad personal, para su tranquilidad. Ante la pregunta de si disfruta en el espacio responde: «A veces no. Hay días que sí, que me lo paso de locos y llego a casa y digo “lo que me he reído hoy”. Pero hay días que se me hacen los programas eternos».

Vía | ¡Qué me dices!
Foto | Gtres

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.