Jesulín y La Campanario hablan claro para la revista ¡Hola!

Jesulín y La Campanario hablan claro para la revista ¡Hola!

Escrito por: Elisa    2 septiembre 2009     4 minutos

Belén Esteban anunciaba el pasado lunes en Sálvame la portada de ¡Hola! que iban a protagonizar el padre de su hija, Jesús Janeiro, y su archienemiga, María José Campanario. Sonaba con una portada al completo, sin embargo, sólo les han concedio un faldón inferior, dejando todo el protagonismo al Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, y al Rey, Juan Carlos I luciendo nuevos looks, resumiendo que se han dejado barba.

Sin embargo, el poquito espacio que tienen en ella, la de Castellón y sobre todo, el de Ubrique que es el que da el titular lo ha aprovechado. El texto de portada dice lo siguiente: Jesulín, firme y sincero, defiende a su familia y deja clara la realidad de su vida: «Llevo muchos años callando por respeto a mi hija Andrea y porque yo no necesito ni me dedico a alborotar nada ni a vivir de nadie»

María José, su mujer, se limita simplemente a posar con él– con estilismos de María Palacios- en la finca ‘Ambiciones’, donde se han trasladado a vivir hace unos meses. Aunque nadie descarta que le haya escrito el discurso. Jesús afirma que “están chocando con un muro de hormigón armado y todo lo que hagan en ese sentido es en vano. No entiendo el linchamiento contra mí y mi familia”.

Al ser preguntado sobre la madre de su hija Andrea, Jesús evita referirse directamente a ella por su nombre. “A ver si me entiendes. Yo siempre le he dicho a mi mujer que tiene que tener claro que, por h o por b, siempre están intentando darnos”. “Duermo tranquilo porque no me considero un mal padre. Disfruto de mi Andrea cuando viene y no me considero en absoluto un mal padre”.

Jesús desmiente categóricamente la petición de las pruebas de ADN: ‘Es para crucificar a quien lo diga. Vuelvo a reiterar lo de antes: o haces oídos sordos o te darían ganas de coger una metralleta.”

En cuanto a su relación con su esposa comenta: “Mi vida conyugal es maravillosa y fantástica. María José jamás ha dudado de mí y yo tampoco de ella”. “Desde el día que mi mujer y yo nos conocimos (un año antes de mi accidente) jamás hemos tenido un solo problema. Ni uno. Puedo presumir de ello”. Incluso, califica a María José de p.m.

Respecto a las propiedades de su esposa: “No le he regalado nada. María José tiene dos casas y está pagando sus hipotecas”. “Cada primero de mes le doy lo necesario para llevar la casa, su ropa, el colegio y todo eso. El resto lo gana ella con los temas publicitarios”.

En cuanto a las supuestas amantes: “Para algunos yo tendría un harén (…) ¡Qué no! Sólo quiero decir que no necesito amantes, que no necesito echar una canita al aire y que no necesito absolutamente nada porque todo, absolutamente todo, me lo da mi mujer ¿Entendido?” Además comenta que quiere con locura a su mujer.

Una declaración de principios, si este matador de toros los tuviera, que deja claro que desea acallar los rumores de separación y dar toda la confianza a su esposa a su familia legal. No sabemos como estando tanto tiempo callado por su hija mayor… ¿No debería haber hablado un poquito para evitar que su mujer la tratara con indiferencia, para que la peinasen o cambiasen de ropa interior?

No debería mantener el silencio y llamarle y preguntarle cómo le va todo y si la niña no quiere ir a su casa, él, como su padre, tendría que acudir a visitarla. Esta tarde va a tener su derecho a réplica Belén Esteban en Sálvame. Mientras, en portada, Jesulín abraza a su mujer, María José -que, a diferencia de lo que dice su marido si se dedica a alborotar y hablar con los medios- que luce una amplia sonrisa, tal vez utilizando la expresión de la Pantoja: «Dientes, dientes…que eso es lo que les j***».

Vía | Terra

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.