La hija de Bono y el hijo de Raphael ya son papás

La hija de Bono y el hijo de Raphael ya son papás

Escrito por: Sacra    7 junio 2009     3 Comentarios     2 minutos

Si decimos sus nombres, sin más referencia, se trata de dos chicos que hace un tiempo decidieron contraer matrimonio y, como suele pasar, les ha nacido una criatura a fin de afianzar la familia. Pero Amelia Bono y Manuel Martos son, además, los hijos de dos familias bien conocidas, una por su carrera política y el otro por su trayectoría artística.

Amelia, hija de José Bono, el actual presidente del Congreso de los Diputados y Manuel Martos, hijo del cantante Raphael, han sido padres de un varón que nació el pasado lunes en la clínica madrileña de Nuestra Señora del Rosario.

El niño, al que han puesto de nombre Jorge, nació tras practicarle a la madre una cesárea y pesó 3 kilos y medio. Tanto la madre como el bebé se encuentran perfectamente. Sin duda es una noticia para los abuelos que siempre reciben con lo brazos abiertos y los mimos alerta, a un nuevo nieto. En el caso de José Bono y Ana Rodríguez esta será su primera experiencia como abuelos felices, mientras que para Raphael y Natalia Figueroa será el quinto descendiente de una familia que, parece ser, goza de una unión especial.

Contento, feliz y nervioso, pudimos ver a José Bono que acudió de inmediato a la clínica. “Aseguran que se parece a mí, aunque yo creo que lo hacen para agradarme”, comenta el orgulloso abuelo entre risas.

Sin lugar a dudas este será el mejor regalo de aniversario que esta pareja podía recibir. Recordemos que el año pasado, 27 de junio, Amelia y Manuel, contrajeron matrimonio en Toledo. Fue a los tres meses del enlace cuando los recién casados nos comunicaron que iban a ser padres esta primavera. Imaginamos que el pequeño Jorge, teniendo los abuelos que tiene, ha venido con un micrófono y una Constitución debajo del brazo.

Vía | Hola


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.