Chelsea Clinton ha dado el ‘sí quiero’ rodeada de secretismo y expectación

Chelsea Clinton ha dado el ‘sí quiero’ rodeada de secretismo y expectación

Escrito por: Rosa María    1 agosto 2010     2 minutos

Después de tantos preparativos y casi como un secreto de estado, el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton e Hillary fueron los testigos más emocionados en la boda de su única hija, Chelsea que a sus 30 años dio el ‘sí, quiero’ a su novio de siempre, Marc Mezvinsky, de 32 y después de cinco años de relación.

Como una boda de princesa de cuentos, el enlace tuvo lugar en la mansión Astor, erigida a primeros del siglo XX por John Jacob Astor IV, uno de los fallecidos en el Titanic. Situada en la pequeña colina en Rhinebeck, un diminuto pueblo del estado de Nueva York que llevaba días preparándose para la denominada ‘La gran boda de América’.

Con un escenario idílico y a la caída de la tarde se ofició la ceremonia religiosa por el rabino James Ponet y por el reverendo William Shilladi, por aquello del colmar las creencias religiosas del novio judío y la novia metodista.

La novia llegó vestida con un modelo de la diseñadora Vera Wang, y fue llevada hacia el altar por su padre y padrino Clinton. Se casaron ante más de 400 invitados de lo más privilegiados. La nota curiosa la ha puesto el anillo de diamantes y esmeraldas que Marc le puso a Chelsea, con el ‘sí quiero’, es una joya que al parecer, está estimado su valor en un millón de dólares.

Una ceremonia de cuento de hadas, donde la seguridad estuvo garantizada y a la que asistieron numerosas personalidades del mundo de la política, la comunicación y el cine donde la confidencialidad tan sólo permite especular sobre alguno de los privilegiados asistentes. Apenas unas cuantas fotografías las que se han distribuído del evento, que podeís ver aquí, siendo el resto top-secret y un gran misterio.

Claro que, ahora se comienza hablar sobre el alto costo de la boda que han suscitado las críticas de varios congresistas y medios de comunicación, que ven con recelo una celebración fastuosa cuando el país aún no se ha recuperado de una de sus peores crisis económicas, al hablarse de un costo total que ronda entre los tres y cinco millones de dólares.

Eso sí, lo han costeado los Clinton, que para eso ha sido la boda de su única hija con lo cual, no todos los días se casa una hija de un ex presidente.

Chelsea Clinton con su padre Bill

Chelsea y Bill Clinton

Vía | El Mundo
Fotos | Gtres


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.