Brooke Shields desvela su complicada relación con su madre

Brooke Shields desvela su complicada relación con su madre

Escrito por: Elisa    13 noviembre 2014     2 minutos

Brooke Shields cuenta en su nuevo libro «There Was a Little Girl» -sale a la venta en Estados Unidos el 18 de noviembre- su relación con su madre Teri que fue la persona que condujo su carrera; hablas sobre sus relaciones sentimentales y su pérdida de la virginidad.

La relación con su madre no fue nada fácil porque esta era alcohólica. La actriz recuerda todo el tiempo que pasó en los bares con ella y que a veces la dejaba con su vecino para salir sola. Este se jactó más tarde en un funeral que dormía con Brooke, pero que solo dormían. «Es esta época, es abuso de menores. Pero a finales de los sesenta, si estabas en un edificio de apartamentos y tenías un amigo allí, tú le dejabas al niño… Era triste que ella no pudiera permitirse una niñera», explica.

Su madre también le presionaba para que saliera con hombres agradables como Michael Jackson, George Michael y John Travolta. Entre sus admiradores se incluía Woody Allen que la llevó a cenar cuando estaban trabajando en «Annie Hall».

Pero, fue con Dean Cain -protagonista de la serie «Lois & Clark» donde daba vida a Superman- con quien perdió la virginidad a los 22 años. Se conocieron en la universidad de Princeton y recuerda que estaban locos el uno por el otro, pero que le hizo esperar mucho por recomendación de su madre. «Sentía como si me estuviera mirando», comenta. «No sentía donde comenzaba yo y donde acababa mi madre. Y eso significa que no sabía como encajar a Dean», cuenta y relata que la relación terminó poco después.

En libro también detalla sus relaciones con John F. Kennedy Jr., Liam Neeson que le propuso matrimonio sin un anillo y su amor platónico por Michael Jackson. En 1993 conocía a André Agassi, con el que se casaba, y él le ayudaba a separarse de su madre. Cuenta que el tenista era muy celoso y luego hemos sabido por el deportista que en aquella época consumía cristal.

Pero fue la experiencia de ser madre la que le separó definitivamente de su madre. La actriz tiene dos hijas Rowan, de 11 años, y Grier, de 8 años, con Chris Henchy. Entonces, Teri comenzó a mostrar síntomas de demencia y falleció en 2012. Brooke confiesa que le compró una bonita urna de plata y colocó sus cenizas en el bar de su casa. «Ella podrá permanecer siempre cerca de las dos cosas más importantes en su vida: yo y el alcohol», asegura.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Vía | Aceshowbiz
Foto | Gtres

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.