23 mayo 2017 Casa Real, Parejas

Meghan Markle fue a la celebración de la boda de Pippa Middleton con el Príncipe Enrique

Que conste que no hablamos solo del atuendo que llevara el hermano del próximo rey de Inglaterra. Nos centramos más en el saber estar de un príncipe. Y nos explicamos. Como ya os comentamos, la novia no quería que Meghan Markle asistiera al enlace matrimonial por la sencilla razón de que le iba a quitar protagonismo.

Harry, que se lo pasó en grande en la boda de su hermano William con su adorada Kate Middleton, sabía que los fotógrafos de la revista Hello!-que pagará en torno a medio millón de libras (que es lo que ha costado la boda) por la exclusiva- se iban a centrar en él y en la actriz por lo que decidió acudir a la iglesia en solitario. Posteriormente viajó a Berkshire para recoger a su novia y regresar al banquete.

Así fue el vestido y la boda de Pippa Middleton

Durante el mismo el protocolo impuesto por la novia exigía que las parejas no se sentasen juntas. Así lo hicieron. Harry demostró que no quería ser protagonista de nada y que era Pippa la que debería ser la estrella de ese día tan especial. De esta forma confirmó que tiene una educación exquisita y que ya no es el joven incendiario de antaño.

Nos alegramos igualmente de que no temiera a aparecer junto a su pareja en la celebración y que apostase en todo momento por mantenerse en su sitio. Sed vosotros los que comentéis esta noticia y los que nos enviéis vuestras opiniones al respecto de esta anécdota que ha cambiado la imagen pública del joven para siempre.

Vía | Celebitchy

Imagen | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *