30 julio 2016 Cine

lindsay_lohan1-600x338

Lindsay Lohan sigue en Italia recuperándose de su ruptura sentimental pero su padre Michael parece haberse convertido en el comentarista oficial de todo lo que le sucede. El antedicho ha indicado que su hija “está sobria” y que las fotos que se han publicado son puro oportunismo.

Y es que tras haber confirmado, de aquella manera, su embarazo la actriz ha sido vista fumando y con una botella de cerveza en la mano. Según su progenitor no hay relación alguna entre llevar semejante objeto en la mano y beber su contenido.

“La gente es oportunista. Quizás estaba limpiando el barco en el que estaba y simplemente estaba recogiendo alguna lata de cerveza y ya se le hace una foto y se vende. Ya me ha pasado antes. Si Lindsay está limpiando la casa y recoge alguna botella de vino alguien le hacía una foto. Porque tenga una botella en la mano no significa que haya vuelto a beber”.

Hofit Golan, amigo de la actriz, también ha querido subirse al carro y ha comentado que “es una pena que otras personas de su vida afirmen que está embarazada cuando no lo está”. Así las cosas, Lindsay sigue generando dinero para aquellos que le rodean. Ella luce una zona abdominal más hinchada de lo habitual y Egor Tarabasov, el posible padre de la criatura, sigue en paradero desconocido.

Nos gustaría conocer todas vuestras opiniones sobre este sainete veraniego que parece ir apagándose poco a poco. Abrimos las líneas de debate.

Vía | Page Six

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *