14 junio 2013 Cine, Curiosidades, Televisión

lindsay_lohan

Lindsay Lohan ha optado por cambiar de clínica de rehabilitación ya que no se encontraba demasiado bien en la mítica Betty Ford. El equipo que rodea a la actriz nos ha vendido este cambio como algo positivo para ella y negativo para la clínica pero los verdaderos motivos de su cambio esconden un nuevo escándalo.

Lohan había comentado que buscaba “mejorar” en otro centro pero desde la Betty Ford han comentado que la estancia de la actriz allí “ha sido un infierno para todos. Se saltó varios días la terapia de grupo alegando que el resto de ingresados iba a vender esa información cuando saliera de la clínica”.

“Su actitud diaria ha sido un completo infierno para todos los que le rodearon. La clínica está muy feliz con la marcha de la actriz”. Una fuente cercana a la clínica ha comentado que “en realidad el plan B era echarla de la clínica pero al ver que ella misma se ha ido por su propio pie están felices”.

“Ella no paraba de pedir Adderall y, como es lógico, no se lo daban. Se pasaba todo el día pidiendo esta medicación y ahora acaban de intentar “vender” que la Betty Ford es una clínica “para 30 días”. Es todo totalmente falso ya que este tipo de cambios de clínicas son totalmente extraños y el motivo ya lo sabéis”.

Sed vosotros, una vez más, los que nos comentéis qué pensáis a este respecto. ¿Es posible que Lohan esté ya organizando su nuevo escándalo?

Vía | Radar

Síguenos en Twitter

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Ben Affleck visitó en secreto a Lindsay Lohan durante su desintoxicación 13 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *