30 junio 2014 Declaraciones, Gente, Música

Lily Allen temió por la vida de su hija mayor

Lily Allen es madre de dos niñas y ahora ha contado que su hija mayor Ethel padeció un enfermedad que hizo que temiera por su vida. La cantante, de 29 años, explicaba que la niña de dos años fue diagnosticada con laringomalacia -una inmadurez congénita de la laringe que provoca un ruido respiratorio característico por colapso de la glotis durante la inspiración. Es la anomalía congénita de laringe más común y está asociada a los prematuros-.

Ethel comenzó a sufrirla cuando tenía solo 12 meses. “A ella le costaba tanto respirar y no ganaba peso porque toda la comida que ingería, la gastaba en el proceso de respiración”, explicaba a BBC Radio. “Tenía miedo de perderle, todo lo que quería hacer era darle el pecho y sentarme allí en mi silla con ella y pasar esas preciosas horas por la noche cuidando de mi bebé”, comentaba.

La artista relataba que el tratamiento de Ethel fue duro y que tuvo que ser alimentada durante ocho meses a través de un tubo. “Cuando era realmente pequeña, los médicos dijeron que tenían que hacerle una operación para corregirlo y entonces, no funcionó así que ella tuvo que volver a pasar por eso de nuevo”, añadía. “Como era tan pequeña, perdió tantísimo peso y como resultado de eso y de lo que había ocurrido como mi anterior bebé -Lily Allen sufrió un aborto– pasé un momento muy difícil”, afirmaba y confirmaba que afortunadamente ahora Ethel está completamente recuperada.

Lily y marido Sam Cooper son padres de una niña menor que se llama Marnie y tiene 16 meses. La cantante fue uno de los artistas que actuaron este fin de semana en Glastonbury.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Vía | Daily Mail

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *