10 marzo 2016 Gente, Televisión

Kiko Rivera tiene que desmentir un affaire con Sandra Bruman

Cuando ya hacía un tiempo que ninguna chica hablaba de las intimidades de Kiko Rivera y ponía en evidencia sus infidelidades a Irene Rosales, ayer salía un nuevo nombre, conocido para los espectadores de Sálvame: Sandra Bruman, la que fuera íntima amiga de Chayo Mohedano y Rosa Benito. Kiko Rivera tenía que desmentir haber tenido un affaire con ella y así se lo hacía saber a Chelo García Cortés y Belén Esteban.

Sandra Bruman explicaba por teléfono que Kiko Rivera pasó una noche en su casa, porque compartían representante, y que no llegaron “a más” porque ella así lo quiso. La información la daba Kiko Hernández que explicaba que no durmieron juntos, pero que sí habrían tenido “un encuentro íntimo”.

La protagonista se remitía a un bolo en San Juan. Aseguraba que su representante le preguntó si podían dormir en su casa y apuntaba que tiene “pruebas” de que fue así. “En ningún momento he dicho que me he dormido con Kiko, no lo he dicho nunca”, matizaba la vedette y añadía: “Hemos estado juntos, hemos intimado mucho hablando, muchas cosas, pero no he llegado a más porque no he querido”.

Rosa Benito mostraba su malestar con la que fuera su amiga y contaba que en pocos días es el bautizo de la hija de Kiko Rivera, Ana; desconfiaba de las intenciones de su examiga y mostraba una imagen en la que se ve a Kiko y Sandra, pero junto a más gente. Aseguraba que fue ella la que advirtió a Anabel Pantoja sobre Bruman. Ante esto la aludida respondía: “Esta señora se pone muy flamenca cuando no estoy pero no tiene valor de ponerse cara a cara”, pero no obtenía respuesta de la ex de Amador Mohedano.

Chelo García Cortés confirmaba que Kiko Rivera durmió en casa de la cantante, pero puntualizaba que estuvo con un amigo y negaba haber intimado con ella. “Le parece inaudito lo que se ha dicho, dice que solo compartieron representante, es cierto que durmió en casa de Sandra, pero durmió con un amigo suyo, no con ella”, relataba. Algo que a Kiko Hernández le parecía raro porque la discoteca en la que pinchaba, le había reservado una habitación de hotel.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *