15 febrero 2012 Curiosidades, Música

Bobby Brown es quizás el mejor ejemplo de cómo un artista número uno en ventas puede convertirse en un desconocido para la mayoría del público que pasará a la historia por ser la persona que enterró en el mundo de las drogas a Whitney Houston.

Desde la muerte de la cantante Bobby no ha podido ver a su hija Bobbi Kristina. De nuevo los medios han emitido el video en el que se veía a la joven esnifando cocaína y antes de permitir que Bobby también arruine la vida de su hija se prefiere que ni la vea. Igualmente, también se le ha comentado, aunque no “oficialmente” que no debería ir al funeral.

Según informa TMZ, lo que más preocupa al cantante es no poder ver a su hija. Desde que llegara a Los Angeles el pasado domingo por la noche no ha podido hacerlo si bien, tal y como ha confirmado la familia de Whitney, no ha sido hasta hoy cuando el cantante ha intentado conectar con su hija.

La familia tiene claro que van a intentar darle la mejor vida posible a Bobbi Kristina y que Brown no es bienvenido ni en el funeral ni en nada relacionado con su exmujer. Cissy Houston, madre de Whitney, sería la persona que está evitando este contacto entre el padre y la hija. La situación parece no tener salida así que ya veremos cuánto tarda Bobby Brown en sacar provecho económico de la muerte de la que fue su mujer. Seguiremos informando.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *