23 febrero 2017 Declaraciones, Gente, Moda

Alba Carrillo visita Sálvame Deluxe mañana

Alba Carrillo será una de las invitadas de mañana en Sálvame deluxe, la ex de Feliciano López hablará de sus inicios y de lo que desencadenó su ruptura -María Patiño aseguró que contará todos los motivos y algunos impensables… También explicará cómo es la familia del tenista toledano y cómo fue su matrimonio. La modelo acepta finalmente la oferta del programa de corazón. Precisamente hace unos días su abogada Teresa Bueyes visitó El programa de Ana Rosa y se jactó de que su clienta no había acudido nunca a un espacio a hablar de su vida, aunque le habían ofrecido “verdaderas millonadas”. Mañana esto llegará a su fin, mientras se encuentra inmersa en una guerra legal con su ex.

“He de reconocer que quizás empecé un poco con él, bueno me atraía físicamente, obviamente…, pero para darle un poco de celos a Fonsi. Por intentar recuperarme cuanto antes. Él llegó, un poco, como el caballero que me iba a salvar de ese momento que estaba pasando tan duro. Me sentí muy protegida, la verdad, y era lo que yo necesitaba en ese momento”, explica sobre el comienzo de su relación con tenista.

“Tres o cuatro meses antes de la boda, me siento un día en casa, en nuestra habitación, y le digo: “Feli, yo no me puedo casar porque es que yo no puedo más con tus padres, o sea… Me cambiaban todo de la boda, opinaban de todo… El punto de inflexión es cuando nosotros nos vamos a vivir a su casa. A la que siempre fue su casa y nunca fue nuestra casa. No era mi casa. Los padres, por ejemplo, tenían llaves, ellos entraban y salían cuando les daba la gana. Firmaban en mi nombre. Como me tenían de anulada, de no pintar nada”, comenta sobre los padres del que fuera su marido.

“Él me veía llorar y se quedaba como frío, con una mirada un poco escalofriante. No era nada sensible. Yo, como mujer, imagínate cómo me sentía que mi marido después de un mes de esta fuera de viaje, pues llegaba a casa y le dolía la cabeza, no me quería ni tocar. A mí me hacía sentir un trapo. No es que no hubiera fogosidad, es que no había relaciones.

Vía | Telecinco

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *