Las vacaciones de Belén Esteban boicoteadas por un topo

Las vacaciones de Belén Esteban boicoteadas por un topo

Escrito por: Elisa    12 junio 2010     3 Comentarios     3 minutos

En la portada de la revista de cabecera de Belén Esteban, Lecturas aparecía esta semana las fotos de la de San Blas con su marido disfrutando de unas románticas vacaciones en un crucero por el Mediterráneo. Aparte de la foto de la princesa del pueblo con sandía en la mano, se ve el buen hacer de sus amigos de la publicación que por obra y gracias de photoshop han eliminado la barriguita de su marido Fran. Ya conocíamos esta parte del cuerpo del camarero porque la pudimos ver durante su luna de miel en Punta Cana, pero como el sueño de cualquiera ha sido borrada a golpe de ratón y sin gastar un segundo en un doloroso gimnasio.

Pero, la Esteban pilló a los paparazzi que lucían una peluca para ocultar su identidad y les quiso echar del barco, algo que la persona con la que conversó, perteneciente a la tripulación no hizo. Esta noche comparecía en el Deluxe, Diego Arrabal, uno de los infiltrados en el crucero del amor que contaba que ellos habían reservado una plaza en el barco 20 días antes de que zarparse porque tienen un topo en el círculo más cercano de Belén.

Como prueba de esto, explicaba que ellos llegaban un día antes a Venecia que la colaboradora de Sálvame Deluxe, que según el andaluz pasaba de visitar la bella ciudad italiana y unas de las más románticas del punto para embarcar en su anhelado crucero -los comentarios a esta acción se sobreentienden-.

Los colaboradores del programa de la Fábrica de la tele cercaban al topo y pensaban que bien era la persona de la agencia de viajes que vendía el billete a Belén casi en último momento -tomaron la última suite que quedaba- o Toño Sanchís, el representante de la de San Blas, que lo negaba todo y refrendaba sus declaraciones con: “lo que digas tú, me suda los c*******”, en referencia al paparazzo.

Si embargo, Diego Arrabal seguía afirmando que existe un chivato que se lleva el cincuenta por ciento de lo sacado por las fotos del entorno profesional de Belén Esteban. Mientras, Toño Sanchís pone la mano en el fuego por la gente de su oficina y la familia de la ex de Jesulín. Mientras Esteban contaba a su representante que nadie le iba a amargar sus vacaciones. Al contrario va a tener más que contar al regresar de sus vacaciones.

Arrabal contaba que en el crucero había unos quince españoles y que la mitad eran paparazzi, ya que tres agencias perseguían estas fotos. Algunos de los verdaderos turistas incluso pensaron en hacer fotos con sus teléfonos móviles para pagarse el viaje y algo más suponemos. Por eso, los paparazzi tuvieron que darse tanta prisa. Al final nos quedábamos sin conocer al topo, el entrevistado se negaba a desvelar a su fuente, pero aseguraba que era la misma persona que vendió su luna de miel. ¿Quién será?

Fuente | Sálvame Deluxe


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.