María Teresa Campos convierte su resentimiento contra su pareja en una entrevista de vergüenza ajena

María Teresa Campos convierte su resentimiento contra su pareja en una entrevista de vergüenza ajena

Escrito por: dlopez    2 febrero 2020     2 minutos

María Teresas Campos ha hecho del resentimiento hacia Edmundo Arrocet la base perfecta para cobrar por dos entrevistas sobre su ruptura.

María Teresas Campos ha hecho del resentimiento hacia Edmundo Arrocet la base perfecta para cobrar por dos entrevistas sobre su ruptura. Con un cinismo inédito, se atrevió a pedir, en un programa especializado en descuartizar a todo aquel que se cruce en su camino, más respeto al resto de compañeros de la prensa.

Tras una exclusiva sigue insistiendo en que no puede soportar que todos los días los compañeros de la prensa le pregunten lo mismo. Traducido resulta que si cobro y pongo mis normas sí, pero que si eres un desgraciado que estás en la puerta de mi casa con un micrófono por cuatro duros pues como que no, que para eso sigue habiendo clases.

Su relato fue absolutamente vergonzoso. Que a sus 78 años vaya a televisión a mostrarle a Vázquez las imágenes de la habitación de Arrocet dice mucho de ella. Además indicó que, tras el famoso mensaje de Whats App del antedicho, «Solo podía decir que me lo tenía que decir a la cara, pero no lo vi… Él me dejó aquí con todo el asunto de los medios y me vi tan mal una tarde comprando que eso precipitó el comunicado».

«Sé que habíamos tenido una serie de desencuentros, pero no pensé que me iba a dejar. Es el hombre más espléndido con el que yo he estado en mi vida, siempre tenía detalles para mí y una buena palabra. Le mandé un mensaje hace diez días y no lo ha abierto. Es una canción».

«Lo he pasado muy mal, me levantaba por las mañanas y empezaba a llorar. No quiero decir cosas que le molesten pero si no piensa volver que recoja sus cosas de mi casa». Comentaba igualmente que «Seguramente la peor cosa que me ha pasado en los últimos tiempos ha sido haber estado sin trabajar, verme que no tenía un motivo para levantarme, eso me ha afectado bastante». Como a cerca de cuatro millones de españoles que jamás cobrarán lo que cobra usted.

En fin, la entrevista fue por unos cauces que hacen pensar más en una reconciliación casi inmediata que en otra cosa. Posiblemente, se convierta en el epitafio televisivo de la que fue reina de las mañanas. Esperamos tu opinión al respecto.

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.