Loles León, indemnizada por caerse en la habitación de Jeremy Irons en el Hotel Santo Mauro

Loles León, indemnizada por caerse en la habitación de Jeremy Irons en el Hotel Santo Mauro

Escrito por: Elisa    20 enero 2010     Comentario     2 minutos

En 1999, la actriz Loles León acudía a la habitación del hotel Santo Mauro donde se hospedaba el actor británico Jeremy Irons y lo que prometía ser una noche festivaba acababa en un hospital. La actriz se caía por unas escaleras y se rompía la pelvis y la muñeca derecha.

La intérprete llevó el caso a los tribunales y ayer se supo que Tribunal Supremo le ha dado la razón y ha aumentado la indemnización que marcó la Audiencia Provincial de Madrid. Estima que hay que tener en cuenta el dinero que dejó de percibir al no poder afrontar sus compromisos con dos productoras.

El Supremo ha incremetado en 3.065 euros la indemnización que la compañía Anca-Hoteles, propietaria del Hotel Santo Mauro de Madrid, debe pagar a la actriz Loles León por las lesiones que sufrió el 9 de octubre de 1999 al caer por unas escaleras de una de las suites de este establecimiento, en la que estaba alojado el actor británico Jeremy Irons, en total 44.292 euros. En 2005, la Audiencia Provincial de Madrid había condenado a la empresa propietaria a indemnizarla con 41.226,852 euros, absolviendo al director del hotel.

La actriz no pudo cumplir un contrato que tenía firmado con una productora de cine australiana (pérdida cifrada en unos 12.000 euros, que pensaba cumplir de forma simultánea con otro con una productora española, por cuya pérdida si fue compensada por la Audiencia Provincial.

La actriz y otras dos personas acompañaron al actor hasta la habitación en la que se alojaba y, al encontrársela totalmente a oscuras, Irons volvió hacia la recepción para comunicar esta circunstancia. Loles León se adentró en la habitación palpando las paredes en busca de algún interruptor, pero se cayó por las escaleras que daban acceso a la zona habitable de la suite que era un dúplex. Se ha acreditado que no existían luces de emergencia y que el Ayuntamiento requirió por escrito su colocación a los responsables del Hotel para habitaciones como éstas de dos alturas.

El magistrado Francisco Marín Castán, ponente en el juicio, ofrecía la siguiente visión del hecho: “la caída se presenta como una consecuencia de la conducta un tanto ligera e inoficiosa de la recurrente, porque si el señor Irons no la animó a entrar advirtiéndole de la existencia de la escalera, entonces la conducta que cabía esperar de una persona razonable era aguardar el retorno de aquél y no adentrarse totalmente a oscuras en la habitación“.

Lo cierto es que Loles en numerosos programas ha lamentado la caída porque aquella era su oportunidad de pasar la noche con el seductor británico, Irons.

Vía | Antena 3 Noticias


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.