Iker Casillas y Sara Carbonero pasean su amor por San Francisco

Iker Casillas y Sara Carbonero pasean su amor por San Francisco

Escrito por: Rosa María    23 julio 2010     2 minutos

Después del triunfo y las celebraciones de la Roja, y el intenso Mundial llega el merecido descanso para los jugadores. La mayoría de ellos han elegido las playas, pero otras, siendo la más perseguida, tras un fugaz descanso en el pueblo natal del guardameta, se han escapado para continuar su amor por San Francisco.

Iker Casillas y Sara Carbonero están en el condado de California. En su estancia en San Francisco disfrutaron como una pareja más de enamorados, la que es hoy por hoy considerada la pareja más conocida internacionalmente. Por lo tanto se puede considerar que es un viaje en plan celebración.

Se les ha visto ir de compras, cogidos de la mano, descansaron abrazados en un parque ahora que su amor es internacional ya que si se besaron delante de tantos millones de espectadores en el mundo, no es plan cortarse en público.

Mientras aquí en España ya comparan a esta pareja que genera toneladas de merchandising con los «Brangelina» de ahí quieran hacer negocio y, ya hay quien propone el equivalente hispano: algo así como «Casiller» o «Carbonillas».

Queda en el aire si finalmente habrá entre el jugador y la reportera una boda de princesas, ya que nunca ha sido confirmada ni desmentida. Si tenemos en cuenta que Sara era prácticamente una desconocida, y ahora es subdirectora de Deportes en Telecinco y «la novia de España» tras las primeras polémicas, no es de extrañar que quieran hacer una película sobre el triunfo épico de la selección española con final made in Hollywood.

Y es que todo lo que esté relacionado con la pareja del Mundial está cotizado en alza, y se habla que la revista Playboy habría ofrecido una oferta más que jugosa por retratarla «al natural». Otra cosa es que Carbonero acepte.

Vía | 20Minutos
Foto | Gtres

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.