Las fotos censuradas por Silvio Berlusconi

Las fotos censuradas por Silvio Berlusconi

Escrito por: Elisa    5 junio 2009     3 Comentarios     2 minutos

Verónica Lario, la primera dama italiana afirmó hace un mes que bajo el influjo de su marido, Silvio Berlusconi, la política italiana se ha convertido en una “basura impúdica”, donde solo cuenta el físico y la televisión, y en la que “muchos padres están dispuestos a cerrar los ojos para ofrecer sus vírgenes al dragón”. Sus palabras desencadenaron un terremoto político que no ha cesado de crecer. En ese contexto, el fotógrafo sardo Antonello Zappadu, de 51 años, que entre 2007 y enero de 2009 fotografió Villa Certosa, la espléndida mansión sarda de Berlusconi, se ha convertido en el principal testigo.

Zappadu es un reportero y ha preferido proteger la identidad de las personas que aparecen en las imágenes, de todos salvo el del propio Berlusconi. Su reportaje refleja cómo es el ambiente en Villa Certosa, con quién se relaciona y cómo vive sus ratos de expansión el primer ministro italiano.

La finca ocupa una extensión de 60 hectáreas y se encuentra cerca de Porto Rotondo, la zona más turística de la Costa Esmeralda. La semana pasada, Zappadu intentó vender su reportaje gráfico a Panorama, una de las revistas de Berlusconi, por 1.5 millones de euros. La revista rechazó pagar ese dinero por las fotos y Berlusconi y sus abogados denunciaron a Zappadu ante la fiscalía y ante el Defensor de la Privacidad por “violación de la intimidad e intento de estafa”. El fiscal secuestró todo el archivo de Zappadu, incluidas las imágenes tomadas en lugares públicos como el aeropuerto sardo de Olbia.

Verónica Lario no pudo aguantar más los desmanes de su marido y pidió el divorcio, aunque la iglesia italiana no lo vio con buenos ojos. Las sospechas más que confirmadas de que su esposo se veía con una joven de 18 años, Noemi Letizia, destaparon la caja de los truenos.

Vía | El País


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.