Amanda Peterson, se conocen los detalles de su muerte

Amanda Peterson, se conocen los detalles de su muerte

Escrito por: dlopez    3 septiembre 2015     Sin comentarios     1 minuto

Amanda Peterson fallecía, a los 43 años, el pasado cinco de julio. Desde entonces la policía ha estado investigando los motivos de este deceso y por fin se ha emitido el informe. Una sobredosis de varias drogas puso el punto final a la vida de la actriz.

Amanda Peterson fallecía, a los 43 años, el pasado cinco de julio. Desde entonces la policía ha estado investigando los motivos de este deceso y por fin se ha emitido el informe. Una sobredosis de varias drogas puso el punto final a la vida de la actriz.

La protagonista de la película No puedes comprar mi amor (1987) desapareció de su casa el cuatro de julio y fue encontrada muerta al día siguiente. La autopsia ha confirmado que en el cuerpo de la actriz se encontraron restos de benzodiacepinas, opiáceos y fenotiazinas así como marihuana. La combinación de todas estas sustancias provocó la muerte de Peterson.

Amigos de la fallecida indican que Peterson les indicó que había tomado morfina gracias a unos amigos. La actriz se estaba automedicando para combatir el dolor físico que sentía. La peligrosidad de esta forma de actuar ha terminado con su vida por lo que el ejemplo no es el más adecuado para todo aquel que no quiera terminar igual.

La muerte se produjo por el efecto de la morfina que terminó por bloquear sus sistema respiratorio. Descanse en paz la actriz de una película de éxito que luego no supo digerir los rigores del ostracismo social. Muchas estrellas de un día terminan por apagarse para siempre y este ha sido el caso. Sirva el ejemplo, como hemos comentado, para tantas otras personas que han vivido el éxito sin saber que el fracaso a veces es el siguiente paso en sus vidas. Esperamos, como siempre os decimos, vuestros comentarios al respecto.

Vía | TMZ


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.