18 diciembre 2015 Declaraciones, Reality shows, Televisión

Toño Sanchís estaba planificando la carrera mediática de Andreíta

Kiko Hernández desvelaba ayer en Sálvame diario la información que no contó el miércoles porque comentó que le dolería mucho a Belén Esteban. Según el colaborador, Toño Sanchís ya había consultado cuánto costaría el primer encuentro de Andrea Janeiro con los medios. Contaba a una persona en Telecinco: “Si la niña me sale habladora, tengo la jubilación asegurada“. Belén Esteban no estaba ayer en plató, pero entraba por teléfono y aseguraba que su hija no tiene precio.

Además revelaba que hoy se sentará en Sálvame deluxe para comentar este tema, pero que no cobrará. La de San Blas no piensa darle más dinero a su aún representante porque su contrato finaliza el 31 de diciembre. Pero aseguraba que sentía dolida por las palabras sobre su hija. “Mañana estaré sentada para hablar de esto y de cómo me siento, pero gratis”, contaba. “En enero cuando me den el ‘ok’ mis gestores, haré la entrevista y ahí cobraré”, decía. “¿Cómo no me va doler que alguien esté pensando en hacer negocio con mi hija?”, añadía y enfatizaba: “Su jubilación, ni con mi hija ni conmigo la va a tener”.

“Hizo en el mes de febrero consultas para saber cuánto costaría el primer encuentro de Andrea Janeiro con los medios de comunicación. Consultas de cuál sería el precio primero en prensa escrita y después en un plató de televisión”, aclaraba Kiko Hernández sobre las gestiones de Sanchís.

Sergi Ferré contaba que Toño Sanchís había entregado más carpetas a los gestores, pero que al verlas, estos han asegurado que “nos está tomando el pelo”. Ahora el representante no habla y se ha cortado el pelo. Esto era interpretado por Cristina Soria, la coach del programa, que decía está cerrando un ciclo y construyendo una imagen más seria.

Vía | Telecinco

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *