26 agosto 2016 Declaraciones, Gente, Reality shows, Televisión

Las Campos, segunda emisión con muchas estrellas invitadas

La segunda entrega de Las Campos pretendía situar a los espectadores en el mundo social de las protagonistas y mostrar cómo es su día a día en el que están muy presentes los paparazzi. Bigote Arrocet apareció, aunque lo justo, y Terelu Campos volvió a eclipsar a su madre. Las audiencias dirán qué ocurre con este programa del que todo indica que se grabarán más tandas. Tras digerir las críticas, madre e hija, o podríamos decir hijas, ayer Carmen Borrego, ejercía de entrevistadora, están encantadas con ser las estrellas de su docu-reality.

En esta segunda emisión han aparecido en escena muchas estrellas invitadas. El primero Edmundo (Bigote) Arrocet que como pareja de María Teresa Campos ha mostrado algunas de sus aficiones y a lo que se dedica en la mansión de la Campos -decorar árboles y pintar camisetas. También los vimos en lo que fue un intento de comida en pareja, en el que se mostró lo poco que come la matriarca y lo mucho que cuida lo que ingiere Arrocet. Sin embargo, no se le acabó de ver cómodo representando su vida.

La que volvió a ser protagonista de la emisión y eclipsó de nuevo a su madre fue Terelu que se reunió con unas cuantas amigas y después con amigos, entre ellos Kike Calleja al que se le vio más bien poco y que estuvo presente en un momento en que Campos se molestaba con los fotógrafos. El docu-reality volvió a tirar de los problemas de peso de la mayor de las hijas Campos que mientras se queja de su peso no deja de comer. Este es un asunto que también dio para comentar e ironizar en las redes sociales.

La vimos almorzando con amigas algo llevan haciendo durante más de tres lustros, tomando una copa con amigos, comiendo una porra, yendo a un mercadillo a comprar bragas a la vez que regatea e insistiendo que ya no se pone ni biquini ni tanga, también le dieron a Terelu el resultado del análisis genético y la endocrina no le dijo nada que no se pudiera aplicar a la población general. Terelu, que afirmaba no comer queso nada más que en Sálvame, tuvo que vaciar su frigorífico tras escuchar los alimentos que señaló como prohibidos la profesional. Además la colaboradora de Sálvame ha querido volver a boxear y a hacer ejercicio. A su madre, que parecía resignada escuchando lo poco que come su hija y cómo achaca todo a su tratamiento postcancer, le gustó verla ilusionada y motivada, aunque parecía que podría llevarle la contraria con su opinión en el asunto kilos de más, no lo hizo o no se vio.

María Teresa presentaba a sus amigas en su tradicional partida y les mostraba y contaba cómo se le ocurrió diseñar zapatos. “Fue Edmundo el que me dijo que diseñase los zapatos que tanto le gustan a la gente. Ahora, a parte de las tiendas, intento vender online y en la nueva temporada aparecerán en unos grandes almacenes”. “Tendré unos 50 pares de zapatos, el número normal de zapatos que tiene alguien que trabaja en la tele”, explicaba. No nos podemos olvidar de la aparición de Chelo García Cortés que coordinó un reportaje para ¡Hola! que protagonizaron madre e hija.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *