1 julio 2016 Gente, Televisión

El estado de José Fernando Ortega Mohedano preocupa a su familia

Hace unos días María Patiño comentaba que José Fernando Ortega Mohedano había vuelto a las andadas cuando estaba a punto de finalizar su tratamiento y que por eso no había estado presente en el homenaje que se rindió a su madre en Chipiona por el décimo aniversario de su muerte. Ayer Kiko Hernández comentaba en Sálvame diario que la situación del joven preocupa y mucho a su familia. El hijo de Rocío Jurado habría retomado su relación con Michu.

El colaborador definía la situación del joven como “alarmante” y explicaba: “Un familiar me ha pedido el número de Michu, que ha vuelto a ser retomar su relación sentimental con José Fernando, porque estaban intentando localizarle y no daba señales de vida”. Sus allegados siempre han pensado que este noviazgo no beneficiaba en nada al hijo mayor de José Ortega Cano.

Hernández explicaba que los familiares ya no sabían a quién acudir y que su última alternativa era Michu y que querían hablar con ella. El colaborador explicaba que el joven estaba desaparecido y que deseaban saber dónde se encontraba.

José Fernando está llevando un tratamiento con altibajos. Hace siete meses ya se hablaba de que el joven había vuelto a frecuentar malas compañías en Castilblanco, entonces su familia afirmaba que no iba a tirar la toalla. El hijo de Rocío Jurado ha pasado por varios centros para conseguir de desintoxicarse y superar sus adicciones, entre ellos la Clínica López Ibor en Madrid y un centro en Albacete. Patiño comentaba que el deseo de su padre antes de que tuviera la última recaída es que ingresara en un centro de Zaragoza.

Vía | Sálvame diario

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *