28 mayo 2016 Televisión

mark-salling

Mark Salling, estrella de la serie Glee, acaba de ser imputado formalmente por posesión de pornografía infantil. Se enfrenta a dos cargos por parte de la policía que ha llegado a esta conclusión tras la revisión del portátil del actor y de una memoria USB. Os contamos los detalles.

El fiscal Eileen M. Decker ha declarado que “los que descargan y tienen este tipo de vídeos solo contribuyen a que esos niños siguen sufriendo. Las víctimas son muy jóvenes y cada vez que se graba algún vídeo, cada vez que alguien lo distribuye, cada vez que alguien lo ve, están provocando un daño”.

Salling descargó el material el veintiséis de diciembre del año pasado, tres días después era detenido y el vídeo seguía en la memoria de su ordenador. Joseph Macias, un agente encargado de estos temas, indica que “el estereotipo sobre las personas que consumen este tipo de material es incorrecto. Tenemos denuncias de todo tipo de personas con todo tipo de vidas”.

La policía se sorprendió al descubrir que en la memoria USB y en el portátil del actor había miles de imágenes y vídeos. Salling pagó una fianza de veinte mil dólares para obtener la libertad pero ahora podría enfrentarse a un mínimo de cinco años de cárcel y a un máximo de veinte.

El próximo tres de junio se sabrá a qué se enfrenta realmente. Este no es el primer problema con la ley del actor. Su novia Roxanne Gorzela le demandó por abusos y malos tratos. Él respondió indicando que todo era falso y también demandó a la antedicha. Como bien dicen las autoridades estadounidenses, “seas lo que seas te enfrentarás a la ley si haces este tipo de cosas”. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Page Six

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *