9 junio 2016 Declaraciones, Gente, Televisión

María Teresa Campos narra su ingreso hospitalario

María Teresa Campos regresaba ayer a “Sálvame diario” para conducir su sección “La defensora de la audiencia” y hablaba sobre su hospitalización la semana pasada en Málaga que hizo que no pudiera acudir al programa de las tardes de Telecinco y tuviera que ser sustituida por su hija, Terelu Campos.

Explicaba que se despertó a las ocho de la mañana con unos dolores que iban y venían y que no sabía de dónde venía la cosa. Le decía a Paz Padilla que lo peor fue el susto, pero también los dolores. Comentaba que su hermana Concha estaba en la universidad dando clase por lo que decidió llamar a su amiga, Trini. Relataba que estuvo tres o cuatro horas con dolores hasta que se llevaron al hospital y apuntaba que cree que en España hay más gente sin vesícula que con vesícula. “Esto no se puede quitar, nada más que cuando se manifiesta”, contaba y señalaba que puedes vivir bien con la vesícula llena de piedras.

De camino al hospital, le pusieron oxígeno y afirmaba que no quería ir en la ambulancia, pero que le prohibieron que fuera en su coche. “La analítica daba valores muy altos”, apuntaba y que podía haberle afectado al páncreas. Volvió a repetirse la analítica y al día siguiente lo tenía bien. Su médico en Madrid le explicaba que había tenido suerte porque el episodio podía haberle generado una pancreatitis.

Revelaba que le van a extraer la vesícula porque según relataba una vez pasa esto, lo mejor es someterse a esta cirugía. “Lo que yo tengo es na’ y menos (sic)”, declaraba. “Es una operación de media hora que se hace con una laparoscopia”, señalaba y agradecía todas las muestras de apoyo que había recibido.

Vía | Sálvame

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *