11 febrero 2017 Cine

Jamie Lynn Spears

Maddie, hija de Jamie Lynn Spears y sobrina de Britney, ya está en casa. Esta semana ha sido de las más duras para la pequeña y su familia. Un accidente estuvo a punto de costarle la vida. La pequeña despertaba de su estado el pasado martes. Ayer mismo recibía el alta. Grata noticia que, posiblemente, no sea el final de esta historia que podría haber tenido un trágico final.

La pequeña estuvo dos días inconsciente y con un respirador artificial. Cuando el martes despertó la alegría colmó los corazones de toda su familia que ya había pedido a todo el mundo que rezara por ella. Ayer mismo Jamie Lynn, su pareja James Watson y Maddie abandonaban el hospital en helicóptero.

Gracias a los primeros auxilios que recibió, y al equipo médico del hospital infantil universitario de Nueva Orleans, volvemos a casa con nuestra pequeña que deberá seguir recuperándose” escribía Watson. “Estamos muy agradecidos por todas y cada una de las oraciones porque sabemos que ellas lograron este milagro. Gracias a todos. Nos sentimos bendecidos”.

Britney Spears tildaba de “milagro” lo sucedido y también agradecía las oraciones que por su sobrina se han hecho. Lo que no parece estar tan claro, como indicaba el propio fabricante del coche en el que Maddie tuvo el accidente, es por qué una niña conducía el vehículo y no un adulto. Ya veremos si esta circunstancia no termina teniendo más repercusiones de lo que parece. Esperamos, como siempre os decimos, vuestros comentarios al respecto de esta noticia.

Vía | Gossip Cop

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *