28 agosto 2012 Cine, Curiosidades

Hace justamente una semana os informábamos de la posible acusación de robo de joyas que se iba a presentar contra Lindsay Lohan. Tras haber pasado la noche con más gente en casa de un amigo, el dueño de la vivienda echó en falta varias joyas valoradas en 100.000 dólares. En un principio Lohan sólo podría haber sido testigo del robo, ahora es sospechosa.

Sam Magid, propietario, no se ha pronunciado de momento sobre este cambio en la investigación. Lo sorprendente es que la asistente de Lohan, Gavin Doyle, también estaría acusada como sospechosa. Según informa TMZ, al conocer Magid que esto podría significar el regreso de Lohan a la cárcel podría retractarse y quitar la denuncia por robo.

La policía americana piensa seguir investigando el robo de varios relojes y si ha cambiado su acusación es porque tiene varios testigos presenciales que ya han apuntado hacia Lohan y su ayudante como las únicas culpables del delito. La policía de Los Angeles ha pedido una entrevista con las sospechosas que el abogado de ambas ha rechazado.

No se entiende por qué Magid comenzó denunciando y ahora ha optado por intentar olvidar el tema. Recordemos que Lohan sigue en esa especie de libertad condicional vigilada tras haber robado varias joyas en el pasado. De confirmarse este nuevo robo iría a la cárcel por lo que su carrera sufriría un nuevo parón. Esperemos que todo esto se aclare y que la actriz pueda seguir adelante con todos sus proyectos cinematográficos.

Síguenos en Twitter

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 agosto 2012
  2. Lindsay Lohan no será acusada de robo por la policía de Los Angeles 29 agosto 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *